INVITACIÓN OFICIAL:

¿Te encantan Mercadona, Zara, Primark o Carrefour? Este es tu grupo. Únete al Grupo OFICIAL de Facebook de compras y moda. ¡PINCHA AQUÍ!

Muy duro: El coronavirus dejará graves secuelas y otras enfermedades en España

«La carga psicológica es la que más va a costar llevar», ha manifestado Amaia Erraiz, doctora del Hospital de Mataró
Profesional médico durante el cuidado de pacientes con coronavirus
«Habrá seguramente trastornos adaptativos con ansiedad elevada», ha explicado Óscar Pino | España Diario

El coronavirus está llevando a nuestro sistema sanitario al límite, pero no tan solo en el ámbito de recursos, sino también en el ámbito psicológico. Muchos especialistas dan por sentado que la gran mayoría del personal sanitario va a necesitar ayuda psicológica tras esta etapa en nuestro país.

«Todos acabamos llorando. Incluso se nos caen las lágrimas en las guardias. Hemos visto a gente joven morir en situaciones esporádicas, pero no tanta como ahora. Y se complica al llevar pacientes que, por edad, podrían ser nuestros padres y nuestros hermanos», ha manifestado un sanitario de ambulancias de Cataluña.

«Habrá seguramente trastornos adaptativos con ansiedad elevada», ha explicado Óscar Pino, vocal del Colegio de Psicología de Cataluña al medio ‘El Mundo’. Ha añadido que: «Los que hayan vivido situaciones más duras pueden tener trastornos de estrés postraumático. Se pueden producir con tanto desborde. Tomar decisiones bioéticas y duras están en el día a día del ejercicio médico pero aquí cambia la frecuencia y la intensidad en que se deben tomar».

Por ese motivo, han abierto una línea de teléfono para sanitarios, de manera que puedan encontrar consuelo y ánimo para seguir afrontando la actual situación en su ámbito laboral.

«Estamos en plena vorágine y es difícil pararse a pensar en nuestra salud mental, pero creo que prácticamente todos los acabaremos usando. La carga psicológica es la que más va a costar llevar», ha manifestado Amaia Erraiz, doctora del Hospital de Mataró.

Según ha informado al citado medio, «tenemos compañeros en la UCI y hay personal que atiende a sus familiares. Todo el mundo tiene a conocidos y hay casos que van mal. Todo eso hay que gestionarlo».

Según la doctora, ha llegado a hacer turnos de 16 horas, lo que supone un desgaste enorme: «He dormido por la mañana al salir de la guardia y por la tarde miraré una charla sobre el Covid-19. Lo hacemos todos para actualizarnos. Y hoy no paso planta pero sigo preguntando por los pacientes».

«Sentimos impotencia»

«No es la medicina que estamos acostumbrados a practicar. Sentimos impotencia, porque no sabemos si los fármacos dan efecto. Venimos de años de recortes, disminución de personal y de ir muy justos. Ahora es triplicado por ocho: no tenemos gente para abarcarlo todo y de ahí que hagamos turnos interminables», lamentaba.

«No hay accidentes, ni infartos ni siniestros laborales. Ahora tenemos muchos pacientes al límite o finados en los domicilios. La situación psicológica es mucho más dura», explicaba a ’El Mundo’ una enfermera de emergencias.

«Cada guardia es peor, más dura. Lo aguantamos de un tirón pero, cuando pase, mucha gente acabará en depresión. Esto es medicina de guerra», argumentaba una auxiliar.

Además, destacan que: «Los trastornos de quienes ya tenían ansiedad o depresión y estaban más bajos de ánimos se agravan con el confinamiento, los nervios y las malas noticias», explicaba Óscar Pino al citado medio.

La psicóloga Sara Bosch ha manifestado que: «Encontraremos muchas personas con duelo patológico, porque no han podido despedirse de sus familiares fallecidos. Es diferente a un atentado, que divide entre quién lo ha sufrido y quién no. Lo de ahora nos afecta a todos e iguala. El prejuicio será un goteo en cada familia, con profesionales afectados y personas que empeorarán de estado, pero aisladas».

Han informado que los números de teléfono de ayuda psicológica son el 687 839 017 y el 686 369 042.



Comentarios

envía el comentario