Coronavirus: 10 errores que cometes en el supermercado y pueden contagiarte

Sigue esta guía de las cosas que no debes hacer para prevenir el contagio del Covid-19

Cola de clientes con mascarilla en el supermercado
Cada vez que haces la compra te expones al contagio o a contagiar a los demás | EFE

Hacer la compra en el supermercado es una de las pocas cosas que podemos hacer durante el estado de alarma, pero incluso esto se ha convertido en una actividad de riesgo. Todos nos sabemos de memoria los consejos de las autoridades sanitarias, pero algunas reglas son confusas y otras nos hacen dudas, porque los pequeños gestos también cuentan.

Para salir de dudas, sigue esta guía de los 10 errores que cometes en el supermercado más habituales y que debes evitar para prevenir el contagio del coronavirus.

No utilices el móvil

No debes hablar por el móvil con los guantes puestos, sin la mascarilla y cerca de los alimentos. Si no es por un caso de emergencia, olvídate del móvil mientras haces la compra e intenta hacerlo lo más rápido posible para estar de nuevo disponible.

No retrocedas

Lo mejor es no retroceder y seguir un camino único. Si te conoces el supermercado, puedes hacer la lista de la compra siguiendo un orden en el recorrido para evitar dar vueltas por el establecimiento. Al volver atrás te cruzas con otra gente e incumples la distancia de seguridad.

No te cruces con los demás

Los expertos recomiendan no acercarse a más de un metro y medio o dos metros a los demás, incluso si llevas mascarilla. Por esto es importante estar atento a los productos, pero también a las personas que tienes alrededor. No tengas prisa, y si alguien viene de cara espérate, porque es mejor no cruzarse con otros clientes en los pasillos.

No manosees los productos

Uno de los errores que cometes en el supermercado más habituales es manosear los productos, dejarlos, coger otros, volver a dejarlos, volver a cogerlos, leer las etiquetas, y así hasta una infinidad de veces. Piensa bien lo que necesitas, decide lo que vas a comprar, coge el producto y sigue con la compra.

No te toques la cara

Es una de las recomendaciones de las autoridades sanitarias más repetidas por los expertos. Sin embargo, es una acción que repetimos de forma instintiva y sin darnos cuenta muchas veces al día. Podrías manipular luego un producto y dejar allí el virus, o viceversa.

Lleva tus propias bolsas

El manguito de los carros es una superficie susceptible de contener el virus, y aunque algunos supermercados ya facilitan gel desinfectante para prevenir el contagio, lo más recomendable es que lleves tus propias bolsas y que no te cruces con los demás para coger el carro.

No hables mientras pones las cosas en la bolsa

No solo la tos y los estornudos liberan las gotitas que contienen el virus, también al hablar exponemos a los demás al contagio. Recuerda que los trabajadores del supermercado están continuamente expuestos al contagio, trátalos con respeto y toma medidas de prevención para velar por su seguridad: no hable mientras pones las cosas en la bolsa.

No cojas el mismo producto que otro cliente

Otro error es ir donde está un cliente y coger el mismo producto que está tomando del estante. Hay que evitar acercarse a las otras personas, incluso llevando mascarilla. Espera que acabe y se aleje, y luego acércate tú.

Cámbiate los guantes para cada acción

El gran error a la hora de llevar los guantes es pensar que los guantes son nuestras manos. Tienes que quitarte los guantes y cambiarlos por otros cada vez que realices una acción, por ejemplo, ponerte unos guantes nuevos para coger la fruta. 

Por eso, si en el supermercado te piden que te pongas otros guantes no les muestres los que llevas: ponte otros, y al acabar la acción, tíralos.

Sigue las recomendaciones del local

Los supermercados están haciendo un esfuerzo para reforzar las medidas de higiene y prevención y comunicarlas a los clientes por megafonía, cartelería y personal encargado. Es importante respetar las normas de cada local para prevenir el contagio propio y de los demás, y también para agilizar las compras y facilitar el operativo del supermercado.


Comentarios

envía el comentario