El confinamiento no basta: Así debe estar tu casa para frenar el Coronavirus

La Universidad de Yale revela un importante hallazgo sobre la trasmisión del virus en ambientes húmedos

Foto de archivo hogar protegido
Los investigadores de la Universidad de Yale descubren como frenar la trasmisión del virus a través del aire en los hogares | Pixabay

Para frenar la expansión del coronavirus debemos seguir las medidas de confinamiento y distanciamiento social, pero un importante trabajo publicado recientemente en el 'Annual Review of Virology' ha señalado otro factor importante a tener en cuenta en la lucha contra el coronavirus.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Yale, a través de la revisión de una investigación anterior sobre cómo se transmiten los virus respiratorios, ha llegado a la conclusión de que la diferencia entre la humedad y la temperatura exterior e interior pueden ser un factor de suma importancia. 

En su anterior investigación, los científicos de Yale demostraron que el aire frío y seco del invierno ayuda claramente a que el SARS-CoV2 se propague entre las personas.

Sin embargo, a medida que aumenta la humedad durante la primavera y el verano, el riesgo de transmisión del virus disminuye. 

«El aire frío y seco del invierno convierte a estos virus en una amenaza triple: cuando el aire exterior frío y con poca humedad se calienta en el interior de un edificio, la humedad relativa del aire cae aproximadamente un 20%» explica Akiko Iwasaki, inmunólogo de la Universidad de Yale y autor principal de la investigación

Ese aire menos húmedo proporciona un camino despejado para las partículas de virus como el SARS-CoV2 porque reduce la capacidad de los cilios que recubren las vías respiratorias y suprime la capacidad del sistema inmunitario para responder a los patógenos.

Los estudios con roedores han determinado que existe un puntoóptimo para la humedad relativa del aire en interiores. 

En ambientes con una humedad relativa entre el 40 y el 60%, los ratones mostraron una menor capacidad para transmitir el virus que en ambientes más secos y lograron también generar fuertes respuestas inmunes.

Esto no quiere decir que el virus no se transmita en los ambientes más húmedos a través del contacto directo o a través de superficies contaminadas, por lo que el aislamiento y las medidas higiénicas siguen siendo fundamentales para evitar la expansión del virus. 

«Estos hallazgos solo se aplican a la transmisión por aire. El virus puede seguir transmitiéndose en cualquier época del año. Da igual si vives en Singapur, la India o el Artico. Debes seguir lavándote las manos y practicar el distanciamiento social» concluye Akiko Iwasaki.


Comentarios

envía el comentario