De nada sirve ir con guantes para no contagiarse si te los quitas mal. Cómo hacerlo

Los guantes, junto con las mascarillas, son el material sanitario más utilizado para la prevención del contagio de Covid-19

Persona quitándose los guantes de forma correcta para evitar contagio de Covid-19
Una correcta extracción de los guantes es fundamental para evitar el contagio de Covid-19 | EFE/Mariscal

Las mascarillas y los guantes son los materiales sanitarios más empleados en la prevención de coronavirus. 

Aunque las mascarillas aún no son utilizadas por la población en general, el uso de guantes si se ha extendido, especialmente para realizar actividades como ir al supermercado.

La cuestión está en saber si compramos los guantes adecuados y si los utilizamos bien, puesto que de nada sirve usarlos si al quitarlos corremos el riesgo de contagio por hacerlo mal.

¿Qué guantes son los más indicados?

Aunque parezca algo lógico, los guantes deben ser desechables. El uso de guantes de lana o algodón son una mala idea porque el coronavirus puede permanecer durante mucho tiempo en estos tejidos. 

Según los expertos, los guantes que mejor protección proporcionan son los guantes de nitrilo y vinilo. Son mucho más flexibles y resistentes que los de látex, que son los que habitualmente utilizamos para limpiar en el hogar. 

Por otra parte, están los guantes de plástico utilizados en el supermercado para coger la fruta, pero estos no son recomendables por ser muy holgados y porosos. 

¿Cómo darle un buen uso a los guantes?

Lo primero que debemos saber es que los guantes no son sustitutos de una correcta higiene de manos. El lavado exhaustivo de nuestras manos es fundamental para evitar el contagio del virus. 

También debemos evitar tocar nuestros objetos personales con los guantes. Por ejemplo, si vamos al supermercado debemos quitarnos los guantes antes de entrar en el coche, pero de nada servirá hacerlo si hemos tocado con anterioridad nuestro móvil y, sin desinfectarlo previamente, lo tocamos con las manos sin guantes. 

Por último, es imprescindible seguir las recomendaciones para quitarte los guantes de forma segura y sin riesgo de contagio. 

Se aconseja pellizcar ligeramente la parte inferior del guante y traccionar hacia el exterior sin tocar el interior del mismo, recogiéndose con la mano protegida. A continuación introduce dos dedos en el interior del guante que aún está puesto, dale la vuelta tocando sólo la parte interna y tiralo a la papelera. Siempre que sea posible lávate las manos después de retirarlos.


Comentarios

envía el comentario