El animal pangolín, posible transmisor del coronavirus en China

Los expertos afirman que este mamífero, que está protegido y es un manjar en las cocinas asiáticas, podría transmitir el virus entre murciélagos y humanos
El pangolín podría ser el transmisor del coronavirus entre murciélagos y humanos | Archivo

 

Giro inesperado en las investigaciones alrededor del coronavirus. Según expertos chinos, el emblemático pangolín, un animal parecido al armadillo con una carne considerada un manjar en las cocinas asiáticas, podría ser un transmisor del virus coronavirus entre murciélagos y humanos.

Se trata de un animal que, en las cartas de los restaurantes, es muy caro y no está al alcance de todos los bolsillos. La especie está protegida y su tráfico ilegal es habitual, precisamente por su valor culinario, así como por sus posibles propiedades medicinales. Este intercambio podría haber causado la rápida expansión del brote de neumonía en Wuhan, sobre todo de murciélagos a humanos.

 

Gran paso para la cura del virus

«Este último descubrimiento será de gran importancia para la prevención y el control del origen del virus», afirman fuentes de la Universidad Agrícola del Sur de China, que ha liderado la investigación, a través de comunicado publicado en su web.

De este modo, los pangolines se consideran los «huéspedes intermedios más probables» del coronavirus, después de comprobar que el 99% de la cepa del virus separada de estos animales coincide totalmente con la de las personas infectadas, según explican fuentes oficiales del país.

No obstante, los expertos aseguran que, pese a estos datos, aún no está demostrado al 100% que los pangolines hayan transmitido un virus que ya ha causado la muerte de más de 600 personas y 31.000 infectados en China, país que cuenta con más de 1.000 millones de habitantes. Lo que sí que parece más seguro es que los murciélagos habrían infectado a los pangolines, y estos habrían transmitido la enfermedad a los humanos.