El tierno reencuentro entre Kiko Rivera y sus hijas tras 'GH DÚO'

El hijo de la tonadillera llevaba tres meses sin ver a sus hijas
Imagen de Kiko Rivera en 'GH DÚO' | Telecinco

 

A pesar de no haber ganado los 100.000 euros de 'GH DÚO', Kiko Rivera se ha ganado el respeto y el cariño del público. Dentro de la casa de Guadalix de la Sierra, el Dj ha vivido un auténtico huracán de emociones.

Tras revelar su adicción a las drogas, el hijo de la tonadillera tenía miedo a su salida de la casa, ya que sentía que fuera de esta estaba siendo duramente juzgado. Sin embargo, para su sorpresa, el intérprete de 'Quítate el top' gozaba de gran estima entre los espectadores, que no dudaban en recibirlo con calurosos aplausos.

Tras cumplir con sus diversos compromisos profesionales, entre los cuales se encontraban la fiesta final de 'GH DÚO' y la cena con sus amigos y compañeros de concurso que se celebró al día siguiente, Kiko ha podido abrazar a sus hijas.

El gran reencuentro

Tras un largo viaje, Kiko llegaba a Sevilla dispuesto a disfrutar de su verdadero premio tras tres meses de concurso: abrazar a sus hijas.

El Dj, que ya ha compartido toda clase de confidencias con la audiencia, ha querido retractar este bonito reencuentro en las redes sociales: «Que maravilla poder sentirlas de nuevo! No saben cuento las extrañé», escribía Kiko junto a una tierna imagen con sus dos hijas, Carlota y Ana, sobre su regazo. Sin duda, el gran ausente en esa fotografía, es su otro hijo, fruto de su relación con Jessica Bueno, que en ese momento se encontraba con Jota Peleteiro, su actual pareja.

Kiko Rivera con sus hijas, Ana y Carlota | Instagram

 

Las reacciones a este encuentro no se han hecho esperar y fueron muchos os que se han animado a comentar la bonita instantánea. Ares Teixidó comentaba: «Papi 2.0 ha vuelto», Rosa Benito también sacaba su lado más amable: «Que bonita imagen! Los hijos, lo mejor de la vida!!! Por ellos todo!», o su compañera Carolina Sobe, que lo animaba a recogerse «la baba" que se le cae al ver a sus niñas.

Después de la ausencia de Kiko, sus hijas tendrán que hacer frente a una nueva misión: animar a su abuela, Isabel Pantoja. Ya no queda nada para que la tonadillera coja el avión rumbo a 'Supervivientes', y sin duda, su mayor apoyo, en estos duros meses, será su familia a pesar de la distancia.