Sara Carbonero comparte una reflexión melancólica para cerrar su 2018

La periodista se despide del año valorando los cambios en su vida y recalcando sus raíces en su pueblo natal

Imagen de archivo de Sara Carbonero, durante un acto promocional
Imagen de archivo de Sara Carbonero, durante un acto promocional | La Coctelera

La periodista Sara Carbonero aprovecha estas fechas festivas para disfrutar con su familia y volver a pasar unos días en su pueblo natal. Este 2018, la melancolía se ha apoderado de ella, y ha aprovechado para escribir un texto reflexivo en su cuenta de Instagram.

De este modo, Carbonero ha compartido en su perfil en la red social dos fotografías de ella con un grueso jersey de invierno en el campo, y otra de un atardecer. Todas ellas acompañadas de un texto que empieza destacando que «lo bueno pasa muy rápido».

Unos días de desconexión

En las líneas que ha escrito, Sara Carbonero, casada con el futbolista Iker Casillas, y con el que tiene dos hijos, se muestra «afortunada por tener siempre un sitio al que volver en estas fechas donde sentirme niña otra vez», haciendo referencia a los días de descanso que se toma al volver a su pueblo natal, Corral de Almaguer, en Toledo.

Sara Carbonero e Iker Casillas y Sara Carbonero se casaron en 2016.
Sara Carbonero e Iker Casillas y Sara Carbonero se casaron en 2016. | EspañaDiario.es

 

Según la periodista, para ella las fiestas han pasado de alargarse «hasta altas horas de la madrugada, los brindis interminables y los modelitos de lentejuelas» a tratarse de «madrugones para colocar juguetes, el dalsy, el apiretal, los espectáculos infantiles y los castillos hinchables».

Ahora, la Navidad para Carbonero «huele a leña, suena a villancicos en la plaza, sabe a patatas asadas en una hoguera y va de compartir todo el tiempo posible con todas las personas a las que quiero».

Imagen que Sara Carbonero compartió en su cuenta de Instagram de sus dos hijos, que tiene junto al futbolista Iker Casillas
Imagen que Sara Carbonero compartió en su cuenta de Instagram de sus dos hijos, que tiene junto al futbolista Iker Casillas. | Sara Carbonero

 

Un recuerdo para todos aquellos que ya no están

Para finalizar el texto, la periodista lanza un mensaje melancólico en recuerdo de aquellas personas que ya no están, pero que «son eternas y que siempre formarán parte de nosotros ayudándonos a que nunca muera el niño que todos llevamos dentro», refiriéndose también a aquellos momentos vividos que serán siempre para el recuerdo.

El texto íntegro se puede leer a continuación, junto con las fotografías publicadas en su perfil de Instagram:

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Todo lo bueno pasa muy rápido, una caricia, una canción, un atardecer, unas vacaciones de Navidad que llevas un año esperando...Afortunada por tener siempre un sitio al que volver en estas fechas donde sentirme niña otra vez. Aunque ya no lo sea del todo y hayamos cambiado las fiestas hasta altas horas de la madrugada, los brindis interminables y los modelitos de lentejuelas por los madrugones para colocar juguetes, el dalsy, el apiretal, los espectáculos infantiles y los castillos hinchables. Son Navidades diferentes, de aprendizaje las llamo yo. Lo más importante es que las tradiciones, la ilusión y la emoción siguen intactas. Mi Navidad huele a leña, suena a villancicos en la plaza, sabe a patatas asadas en una hoguera y va de compartir todo el tiempo posible con todas las personas a las que quiero. Claro que ninguna Navidad es igual a la anterior, hablar de estas fechas es hablar de melancolía. Es en esos momentos cuando debemos darnos cuenta de que hay recuerdos, sensaciones, instantes y personas que son eternas y que siempre formarán parte de nosotros ayudándonos a que nunca muera el niño que todos llevamos dentro. #vidaenelpueblo #atardecer #familia #raíces #agustito #estoseacaba #slowlife

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el


Comentarios

envía el comentario