Iker Casillas enmudece. La foto de Sara en el hospital

Sara Carbonero ha querdio felicitarle el cumpleaños a Isabel Jiménez de una forma muy especial

La periodista Sara Carbonero en un evento de la firma Calzedonia el 9 de mayo de 2019
Imagen de Sara Carbonero | España Diario

San Valentín, para Sara Carbonero, es un día muy especial por partida doble. Además de ser el día de los enamorados, el 14 de febrero es el cumpleaños de una de sus mejores amigas y confidentes, Isabel Jiménez.

Para celebrarlo, la periodista deportiva no dudó en subir una imagen junto a Jiménez y abrirse en cuerpo y alma hacia sus miles de seguidores. Para hacerlo, no ha tenido inconveniente en mencionar el que probablemente haya sido el momento más difícil de su vida: su ingreso en el hospital para ser intervenida de un tumor en el ovario.

«Parafraseando a una gran amiga portuguesa, yo siempre pensé que tenía una hermana hasta que 25 años después conocí a la segunda. A lo largo de nuestros casi 10 años de amistad nos hemos ido haciendo muchas y diversas fotos», escribía la mujer de Iker Casillas en sus redes sociales.

«Fotos en los eventos y saraos que pisábamos, fotos en la sala de maquillaje de la tele, en el comedor, en el plató, en nuestras cenas, fotos para revistas, para @slowloveoficial , fotos en nuestros viajes de vacaciones, en mi pueblo, en Almería, fotos con los niños, por las calles de Oporto... lo que no teníamos era ninguna en el hospital», continuaba diciendo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Fue justamente en este momento cuando Carbonero hizo referencia a este último año: «Y mira por dónde este último año nos hemos hecho unas cuantas. Por eso esta vez me apetecía felicitarte sin maquillaje ni glamour y rescatar esta foto que tenía guardada para recordar algunas de nuestras batallas, donde no me has soltado la mano ni un solo segundo».

La periodista, además, no ha dudado en agradecerle a su gran amiga todo el apoyo que le ha brindado en los momentos más difíciles de su vida. «Cuando cambiamos los vestidos por las batas de hospital y nos echamos la siesta apretujadas en la cama. Cuando pedíamos comida mexicana a domicilio a la habitación y poníamos el altavoz con nuestras canciones favoritas para bailar en la terraza. Tus preguntas y conversaciones con los médicos, tus noticias para mi. Nuestras risas, porque sí, nos hemos reído muchísimo. Tus notas, tus flores, tu sonrisa a todas horas. Ojalá nunca hubiéramos tenido que probar de esta manera nuestra amistad pero ahora sabemos que es indestructible, a prueba de golpes, cicatrices y cremas de verduras sin sal. Feliz cumpleaños comadre».


Comentarios

envía el comentario