Sale a la luz el trabajo del novio de Rocío Flores. Lo querían esconder

El joven hizo su primera aparición telefónica en 'Sálvame'

Manuel Bedman y Rocío Flores en el coche
El novio de Rocío Flores la apoya completamente en su paso por la isla | INSTAGRAM

Rocío Flores está inmersa a más no poder en su nueva aventura en 'Supervivientes' y así lo demuestra siempre que puede al público. Pero esto no significa que su vida en la isla esté siendo de lo más sencilla; al contrario, las duras condiciones meteorológicas y la difícil adaptación con sus compañeros provocan que la concursante eche más de menos que nunca a sus seres queridos.

Su familia está siendo un gran apoyo para ella, pero el que la está ayudando más —aunque sea en la distancia— es su novio Manuel Bedmar. ¿Pero quién es este «amor de su vida», tal y como Rocío le llama?

El principal pilar en la vida de Rocío Flores

Manuel Bedmar es un malagueño de 24 años que le ha robado el corazón a la -hasta ahora- más desconocida de la familia Flores. Desde que hicieron pública su relación en las redes sociales, la pareja siempre se ha mostrado muy enamorada de tenerse el uno al otro. Pero lo que ha sorprendido al público no es que Rocío y su novio se demuestren su amor públicamente, sino la profesión del joven.

El malagueño es un dependiente de moda. Por lo que no sería ninguna locura ir a comprar y encontrarlo como trabajador en la tienda. El chico lleva más de un año siendo dependiente de moda, así que imaginamos que ya tiene soltura en su trabajo y que puede ser una buena opción de consulta sobre los artículos más vendidos de la temporada o las prendas de entretiempo con las que acertar.

El joven -después de un duro día de trabajo como dependiente- también es un gran aficionado al mundo de los deportes, no todo iba a ser moda y las tendencias de 'outfit' más novedosas. Pese a que el pádel no se le da para nada mal, lo cierto es que su deporte favorito es el fútbol.

Ni más ni menos, Manuel ha participado en ligas municipales de fútbol sala en su tierra, Málaga. Además, el malagueño no se cierra a nada y lo arriesga todo por su novia. La prueba de ello está en el tatuaje que se hicieron juntos hace poco menos de un mes en el que se puede leer —eso sí, en italiano para ser más internacional—: «Que todo fluya y nada influya». Otra muestra más de cariño entre la joven pareja.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Rocio Flores (@rotrece) el

Su debut telefónico en Telecinco

El joven —que nunca había estado en ningún plató—ha decidido apoyar a su novia de frente a través de una llamada telefónica a 'Sálvame'. «Ella tenía esa ilusión por ir y hasta que no ha ido, no ha parado...Yo siempre estoy con ella», ha dicho el malagueño orgulloso de lo que su chica está apostando en el programa de Telecinco.

Su amorosa declaración no pasó desapercibida para Antonio David Flores —el padre de Rocío que justamente se encontraba en el plató de Mediaset—, que no desaprovechó la oportunidad y mostró el gran cariño que tiene por el joven después de 3 años de relación con su hija. «Es un niño extraordinario, igual que su familia. Quiere mucho a Rocío y está muy pendiente de ella», ha confesado el tertuliano entre sonrisas. 

No es ningún secreto que Manuel no solo tiene una gran relación con su novia, sino también con toda la familia Flores. No hay que olvidar que acudió como acompañante de Rocío a la boda de José Ortega Cano y Ana María Aldón el pasado 30 de septiembre en la finca El Maestro, en Sanlúcar de Barrameda.

También parece que se lleva bien con la tía de su novia, Gloria Camila Ortega, y con la mujer de Antonio David, Olga Moreno. Sea como sea, Manuel Bedmar ha demostrado frente a toda España que su relación con Rocío -después de tres años- va viento en popa y él se ha logrado convertir en uno de los grandes pilares de Rocío en su duro paso por la isla. 


Comentarios

envía el comentario