El último desaire de Rocío Flores a su madre

La joven se estaba realizando una sesión de mesoterapia mientras su madre se enfrentaba a la prensa

Imagen de Rocío Flores | España Diario

 

Rocío Carrasco ha vuelto a la vida pública tras estar varios meses desaparecida. La hija de Rocío Jurado acudía a la presentación musical de 'Qué no daría yo por ser Rocío Jurado'.

Sonriente e intentando no parecer desagradable, la hija de 'la más grande' se enfrentaba a los medios tras varios meses de especulaciones sobre la relación que mantiene con su hija, Rocío Flores.

Habla sobre la relación con su hija

Aunque el tema principal era el musical realizado en honor a su madre, Rocío Carrasco no ha podido evitar que le preguntasen también sobre como se encuentra, en la actualidad, la relación que mantiene con su hija.

Tajante y sin querer entrar en detalles, la ex pareja de Antonio David Flores sentenciaba: «Ya he dicho antes que ha habido algunas preguntas relacionadas con temas que yo no hablo. Pero ya he dicho que el hecho de que yo no hable no significa que quien calla, otorga».

«El que calla está callado porque ha decidido estar callado hasta que deje de estarlo y decida hacer lo contrario. No he hablado nunca de relaciones materno filiales ni de personas de mi vida que han estado en el pasado. No lo he hecho ni lo voy hacer ahora», aseguraba.

Pese a tener una apariencia fuerte, Rocío Carrasco ha preferido mantenerse en silencio con respeto a la relación que mantiene con su hija y ha afirmado que se está recuperando de todos las informaciones que se han dado sobre ella «poco o poco».

Mientras que la susodicha estaba en el musical, su hija, Rocío Flores estaba en un centro de belleza sometiéndose a una sesión de mesoterapia corporal, para reducir la celulitis, activar el sistema circulatorio y linfático, reafirma y tonifica, pérdida de volumen y peso, y es un método no invasivo.