La última del padre Apeles: Su sorprendente decisión en pleno coronavirus

Se mudó a Roma tras vender su piso de Barcelona

Padre Apeles
El padre Apeles vendió su piso de Barcelona para irse a vivir a Roma | Telecinco

El padre Apeles, icónica figura de la televisión a finales de los 90, ha pasado los últimos años de su vida en varios destinos, entre ellos Bolonia, donde recaló a principios de 2019. Allí se puso al servicio de la Iglesia como director de un archivo histórico clasificando libros, pergaminos, haciendo fichase, entre otras labores a realizar. 

Apeles, siempre muy inquieto durante toda su vida, ha decidido cambiar de lugar de residencia y ahora ha decidido volver a cambiar de residencia para irse a vivir a Roma con todas sus pertenencias. 

El pasado mes de octubre vendió su piso de la Dreta de L'Eixample de Barcelona, cuyo metro cuadrado ronda los 5.600 euros, donde tenía por vecina a la princesa Alexia de Grecia, que vivía en un ático que, tras mudarse a Lanzarote, acabó siendo para un cuñado de Amancio Ortega.

Con el dinero que ha ganado, Apeles se ha comprado un piso en Roma, al lado del Castel Sant'Angelo, que actualmente está reformando. La zona de su nuevo piso está ya muy cerca de la Ciudad del Vaticano, que tantas veces ha podido visitar y que ahora la tendrá a cuatro pasos. 

El padre Apeles se muestra preocupado porque se ha ido a Roma en plena crisis del coronavirus que está afectando a millones de italianos, aunque siempre quiere buscar el lado más positivo de las cosas hasta en los peores momentos.  

Siempre se ha comentado que entre el Vaticano y el Castel Sant'Angelo hay unos túneles secretos que se comunicaban entre sí, a lo que él contesta: «Hay un muro hueco que lleva desde el palacio apostólico hasta el Castel para cuando el Papa se tenía que proteger de los ejércitos enemigos. Pero hoy en día, el castillo es una atracción turística».


Comentarios

envía el comentario