Muere una concursante de ‘Top Chef’ EEUU víctima de un cáncer a los 29 años

Fatima Ali, que concursó en la edición de 2017 de ‘Top Chef’, tenía un cáncer de huesos desde 2017
Imagen de Fatima Ali durante su participación en el concurso 'Top Chef' | Bravo TV

La versión de los Estados Unidos del concurso de cocina ‘Top Chef’, está de luto. Y el motivo no es otro que el fallecimiento de una de sus concursantes más queridas, Fatima Ali. La joven, de 29 años, no ha podido superar un cáncer de huesos contra el que llevaba luchando desde 2017, y fallecía el pasado 25 de enero.

Ali participó en la edición de 2017 del concurso de cocina de Estados Unidos, emitido por la cadena ‘Bravo’. En el año 2017 le diagnosticaron un Sarcoma de Ewing, y a principios de 2018 anunció que la enfermedad había remitido. Pero en otoño su salud empeoró, y el equipo médico determinó que su estado era terminal. Tanto fue así, que le dieron un año máximo de vida. Pero finalmente, la joven Ali ha perdido la vida tan sólo tres meses después de que anunciase el empeoramiento de su salud.

La noticia da la vuelta al mundo

El propio programa ‘Top Chef’ hizo pública la noticia de su fallecimiento a través de Twitter con el siguiente mensaje: «Estamos profundamente entristecidos al conocer la noticia de que Fatima Ali ha perdido su valiente batalla contra el cáncer. Nuestros pensamientos están con su familia en este momento. La gente no solo se enamoró de su cocina, sino también de su personalidad y corazón». Ante la noticia, los seguidores tanto del formato como de la joven, no dudaron en recordarla con multitud de mensajes en las redes sociales.

Y es que Ali era muy querida por el público, hasta el punto de hacerse, durante el concurso, con el premio ‘Fan Favorite’ (favorita de los fans). Tenía una personalidad abierta y divertida que encandiló a la audiencia, además de unas dotes para la cocina que la llevaron hasta la séptima posición del concurso.

Ali solía publicar imágenes sobre su enfermedad en su cuenta de Instagram | Instagram

 

El mensaje familiar

Por otro lado, la familia de la joven también compartía la noticia de su fallecimiento a través del perfil de Instagram de la propia chef, @cheffati. Junto a un fotomontaje con varias imágenes dónde aparecía Fatima Ali, sus familiares escribieron un texto recordando a la joven y agradeciendo todo el apoyo que tanto ella como los familiares recibieron durante la enfermedad. «Fatima estaba a casa con nosotros, rodeada de sus seres queridos y de su apreciado gato Sr. Meaow», empieza el escrito, que también asegura que, ahora, Fatima es una estrella más en el cielo, y cuyo espíritu seguirá guiando a su gente.

La publicación original puede verse a continuación:

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Fatima was at home with us, surrounded by her loved ones and beloved cat Mr. Meow, when she left us in the early hours of the morning. When someone as bright and young and vivacious as our Fati passes, the only metaphor that seems to fit is that of a star—a beacon in the darkness, a light that guides us, on which to make wishes, from which to weave dreams. For all the comfort and beauty they offer us, stars, too, are impermanent. This morning a great one was snuffed out. Though she’s no longer here with us, her spirit will continue to steer us. We hope that you, too, will listen to her lessons: Live your life as she did—to the fullest. Pursue your passion; spread love and joy; be kind and forgiving; be generous; enjoy every morsel—from humble street food to decadent fine dining; cook for the people you love. Travel the world and seek out adventure. Help others and don’t be afraid to take the road less taken. Fatima will always be a part of us, and in fact if you look deep enough, you may find your own inner Fati. If you’re lucky enough to find her there, trust her, listen to her, because she will change your life for the better. We’ve learned a great deal over the course of her illness, not only pragmatic lessons we wish we hadn’t needed to learn about her disease and our health system, but about the immense love of which people are capable; about the power of being true to yourself; about how we can be better if we model ourselves after someone like her. We want to thank everyone from the bottom of our now broken hearts. We’re eternally grateful for the unending support, love, and generosity shown by people along the way—from random strangers we passed on the street who would tell her how much they admire and respect her; to all her doctors and nurses who did their best; the chefs and hospitality friends who are now part of our extended family; and the big wigs that reached out to see how they can make her dreams a reality. This has been a truly humbling experience for us all and even in her last chapter as she began to leave us, Fatima showed us how we should live.

Una publicación compartida de Fatima Ali (@cheffati) el

 

La joven también quiso plasmar varios momentos de su enfermedad a través de sus redes sociales. Precisamente, la última publicación que realizó en Instagram era una fotografía de ella en una cama de hospital, acompañada de este texto: «Sé que ha pasado mucho tiempo desde que posteé, y muchos ya debéis saber por qué. Estoy enferma, y por desgracia estoy empeorando. Ahora mismo todo lo que necesito son oraciones», escribía Fatima, en la publicación siguiente:



Comentarios

envía el comentario