La tercera autopsia confirma que Mario Biondo, marido de Raquel Sánchez Silva, se suicidó

La familia del cámara de televisión afirma que seguirá luchando por saber la verdad
Las pruebas determinan que Mario Biondo se suicidó | La Coctelera

Parece ser que la pesadilla de Raquel Sánchez Silva está más cerca de acabar. Tras once meses de investigación, la tercera autopsia realizada al que fue su marido, Mario Biondo, ha determinado que el cámara de televisión se suicidó voluntariamente. Queda pues descartado que fuera asesinado como así apuntaba la familia de Biondo.

Tal y como informa el periódico italiano 'La Repubblica', el resultado de la prueba realizada en noviembre del 2018 coincide con la tesis del médico forense español y del médico forense del Policlínico de Palermo, Paolo Procaccianti, sobre una muerte voluntaria donde se certificaba la ausencia de «signos de violencia en el cuerpo».

Los Biondo seguirán luchando por 'la verdad': «No nos rendimos»

Este último resultado ha supuesto un duro golpe para la familia de Mario Biondo que lleva años luchando para «hacer justicia». Carmelita Morreale, una de las abogadas de la familia, afirma que esta está «completamente destrozada» pero que a pesar de todo continuarán luchando para esclarecer la verdad. «Estamos todos muy mal. Es todo increíble. Hace seis años de la muerte de Mario y esto es una tapadera» asegura la familia del cámara.

Los padres de Mario Biondo continuarán luchando | La Coctelera

«Nuestros consultores ya están trabajando porque creemos que hay muchas inconsistencias y aspectos para explorar más a fondo. Nos sorprendió este resultado, pero no nos rendimos» insistía Morreale. Los padres de Mario Biondo tenían todas sus esperanzas puestas en que esta última autopsia les daría la razón confirmando así la teoría que sostienen desde hace años sobre el asesinato de su hijo.

Tanto Raquel Sánchez Silva como su representante ya han sido puestos al corriente sobre el resultado de esta tercera autopsia y afirman continuar en la misma línea de siempre, es decir, guardando silencio al respecto.