«Llegué muerta al hospital». Las secuelas de María Jiménez en una foto

La cantante ha acudido a su fiesta de cumpleaños en una silla de ruedas
Imagen de María Jiménez | Telecinco

Sin duda, este el pasado 2019 ha sido un año muy complicado para María Jiménez. Sus problemas de salud casi le cuestan la vida, es por ello que la cantante ha querido festejar su 70 cumpleaños por todo lo alto.

La intérprete ha celebrado su cumpleaños rodeada de amigos y familiares en Sevilla. A pesar de que llegó al evento sobre una silla de ruedas, la cantante estaba feliz y encantada de recibir a toda la prensa.

Vestida con un pantalón de cuero negro y una blusa azul eléctrico, Jiménez acudía a su cumpleaños horas después de haber sido homenajeada en el Salón Internacional de Moda Flamenca, Simof, por la diseñadora Aurora Gaviño con su colección La furia rubia.

Un año marcado por sus problemas de salud

Sin duda, ha sido un día muy especial para la artista, ya que hace unos meses estuvo ingresada de urgencia en el hospital debido a una obstrucción intestinal que se complicó y que casi le cuesta la vida.

Ahora, la intérprete de 'Se acabó' vive una nueva vida. «Llegué muerta al hospital, he resucitado y aquí estoy», aseguraba Jiménez tras vivir cerca de 70 días de calvario.

María Jiménez en su 70º aniversario | España Diario

Pese a estar cerca de la muerte, la cantante reconocía recientemente en una entrevista que no había tenido miedo «lo que me daba miedo eran los vómitos. Tras operarme me encontraron rara. Vino una amiga de la familia que es enfermera y me miró y al ver que no reaccionaba le dijo a mi hermana: 'Hay que sacarla de aquí que se está muriendo'. Entonces me llevaron a Sevilla porque había cogido un virus allí. Lo he pasado muy mal, pero más mal lo ha pasado mi familia porque yo no era consciente. Lo peor que me llevo es lo que ha sufrido mi hijo, mi hermana...».