ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Kiko Matamoros «estuvo a punto de sufrir un infarto», según revela Kiko Hernández

Todos los problemas derivados de su tensión con Makoke están afectando gravemente a su salud
La tensión con Makoke está afectando a Kiko | España Diario

 

Kiko Matamoros se ha quedado a gusto tras la última entrevista que ha concedido a Kiko Hernández. El colaborador ha disparado dardos contra muchos pero lo más tocados han sido Makoke y su hijo Javier Tudela. Ha sido tan fuerte todo lo que ha contado que han tenido que «limpiar» sus declaraciones para evitar posibles consecuencias contra la revista.

Toda esta situación le está afectando gravemente al entrevistado, ya que como comenta Hernández, horas antes de la entrevista fue llevado al hospital por un posible infarto.

Kiko explota contra Makoke 

Kiko no está dispuesto a callar más y se ha sincerado con su compañero Kiko en una conocida revista. Hasta el propio entrevistador se ha quedado alucinado con la dureza de las declaraciones de Kiko afirmando que ha sido «una de mis entrevistas más duras de toda mi carrera (...) te aseguro que pensaba que iba a ser un 10% de lo que me ha dicho».

La citada entrevista se publicará en 'Diez Minutos' pero de momento hemos podido saber algunos detalles el pasado jueves en 'Sálvame'.  Este ha contado primero que ahora está teniendo problemas con Hacienda en consecuencia a los bienes que compartían ambos: «Como ella ha saldado su deuda, han venido a por mí, ya tengo la cita con Hacienda para declarar que esos dos bienes son míos, los oculté y que se los queden».

Kiko en concreto se refiere a las casas que están a nombre de Makoke pero, asegura, ha pagado él: «No me voy a comer el marrón de Hacienda yo solo». Él cree que es todo una venganza en consecuencia a los problemas que están teniendo para vender las propiedades que ambos comparten. 

Kiko Hernández hablando sobre Kiko | Telecinco

 

 «Ella le está dando largas para vender dichas casas, y solo hay un motivo: pretende venderlas por mucho más dinero del que se pide en la zona (...) ¿Quién va a pagar medio millón de euros más por esa casa, cuando la de al lado está más barata?». Hasta su hija Laura Matamoros estaba interesada en adquirir una de las viviendas pero Makoke no lo permitió.

Su opinión sobre Javier Tudela

Kiko no está dispuesto a pagar las consecuencias del tren de vida de su expareja y el hijo de esta: «Llevo dos décadas manteniendo a Makoke y a su hijo Javier y no me voy a comer el marrón de Hacienda con una deuda de cerca de millón y medio yo solo».  Kiko se queja de lo que han derrochado su dinero en el tiempo que estuvieron juntos: «Ese dinero se lo han gastado todos en coches, viajes, fiesta, ropa…». 

Lo que tiene claro es que se niega a que «Javierito Tudela» se lleve su dinero dejando a sus hijos sin lo que le corresponde por derecho. Además, define al hijo de su ex como un niño malcriado que instaló a su novia en casa sin permiso hace tres años y que se bebe su vino: «Ha vivido como Dios y casi toda su vida a mi costa».

Makoke junto a su hijo Javier Tudela | Twitter

 

Un duro problema de salud

Tras las confesiones de Kiko los colaborares del programa empezaron a especular sobre las oscuras intenciones de Makoke. La excusa para estar engañando a Kiko con el asunto de que no salen compradores de las casas que tienen en común tiene un claro fin: « Makoke está dando largas a Kiko y a ver si este señor se muere o le pasa algo y se queda ella con todo. Solo para Javier y para Anita y los demás niños no cogen nada de la herencia».

Hernández desveló un duro episodio que Matamoros ha vivido en los últimos días que confirma a la  presión que está sometido. El colaborador de 'Sálvame' se encontraba de cena con unos amigos y su pareja, Cristina Pujol, unas pocas horas antes de la entrevista en la revista. Este empezó a sufrir un grave dolor abdominal por el que sus amigos y su novia le tuvieron que acompañar rápidamente a un centro médico cercano. «Estuvo al borde del infarto, y tenía la tensión por las nubes», explicó Kiko.