Nuevo golpe a Fran Rivera. 'Eva González hundida'. Y Pilar Rubio tiene la culpa

El torero sufre un revés inesperado

Fran Rivera tumbado en el césped
Fran Rivera ha sufrido un revés | Instagram

Además de torero, Fran Rivera cuenta con una faceta empresarial que le ha llevado a mantener desde el 2013 una batalla judicial con otra conocida figura de nuestro país. En concreto, con el futbolista del Real Madrid, Sergio Ramos, que también dispone de distintos negocios fuera del mundo del deporte.

Batalla judicial aquella que ahora vuelve a cobrar actualidad debido a la última sentencia que se ha dictado y que es favorable al marido de la presentadora Pilar Rubio.

El origen del conflicto

Como hemos mencionado, el conflicto entre Fran y Sergio da comienzo en el año 2013 cuando el Ayuntamiento de Sevilla otorga la concesión durante 25 años del mercado gourmet El Barranco, situado en Triana, a la empresa formada por Rivera y el locutor Carlos Herrera, entre otros socios.

Una concesión por la que también habían luchado varias empresas más entre las que se encontraba una de Ramos y del torero Jose María Manzanares. Sin embargo, el hecho de que el consistorio hispalense apostara por la del hijo de Paquirri no fue del agrado de todos.

En concreto, el futbolista del Real Madrid, a través de su sociedad (Sermos 32), decidió iniciar acciones legales al considerar que la empresa que había conseguido 'hacerse' con El Barranco «tenía falta de solvencia y no se encontraba al corriente de los pagos con Hacienda y la Seguridad Social», como indicaron sus abogados.

Sergio Ramos durante un entrentamiento haciendo con los dedos la señal de la victoria
Sergio Ramos decidió tomar medidas legales | Instagram

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) desestimó en su momento el recurso presentado por Ramos, ya que solo había sido presentado por él y no por el conjunto de las empresas que optaron a la concesión. Sin embargo, ahora, el Tribunal Supremo (TS) sí ha estimado el citado recurso y obliga al TSJA a revisar la citada adjudicación que tuvo lugar en el año 2013.

Por el momento, el citado mercado gourmet sigue gestionado por la empresa de Francisco Rivera, que paga al ayuntamiento la cantidad anual de 250.000 euros, pero podría ser por poco tiempo. Y es que ahora se pone sobre la mesa una revisión que podría hacer cambiar las cosas. No obstante, habrá que esperar para ver quién gana esta batalla judicial: ¿Será el torero o será el futbolista?


Comentarios

envía el comentario