La divertida anécdota de Cristina Castaño en el palacio de Versalles

«Una sustancia que te lo hace pasar muy bien», un ex y el Palacio de Versalles abierto en mitad de la noche fueron los protagonistas de la historia de la actriz
Cristina Castaño contando su anécdota en 'La Resistencia' | Cedida

 

La actriz Cristina Castaño popularmente conocida por el personaje de Judith en 'La que se avecina' ha contado un divertida anécdota en el late show 'La Resistencia' que protagonizó años atrás con un antiguo novio en tierras francesas.

Los ingredientes principales fueron «una sustancia que te lo hace pasar muy bien», un ex y el Palacio de Versalles abierto en mitad de la noche. En este escenario Cristina Castaño se llegó a  sentir como la auténtica María Antonieta de Austria. Así lo ha compartido en el programa de David Broncano en 'La resistencia' contando su historia que aunque empezó por todo lo alto, la verdad que el final resulto ser un poco ñoño.

Crisitina y su novio se quedaron encerrados en Versalles 

Cristina se encontraba en un viaje en Francia con una antigua pareja suya cuando sucedieron los hechos que describe: «Me fui a Versalles en un viaje romántico con un novio que yo tenía. Entramos a los jardines y compartimos, ¿cómo lo podría llamar?, una sustancia que nos lo hizo pasar muy bien».

En este idílico momento, y cuando parecía que el Palacio estaba a punto de cerrar, la situación dio un giro inesperado. «Se empezaron a oír las voces iros de allí, ya cerramos (...) Se nos hace tarde y cierran todo con nosotros dentro (...) Llamamos por teléfono y vinieron unas furgonetas a abrirnos (...) y nos dejan solos allí en Versalles», relataba la actriz al presentador.

Castaño se transformó en María Antonieta

«Estábamos de noche, caminando solos y de repente vimos el palacio de Versalles vacío, iluminado por dentro. No había seguridad. ¿Qué íbamos a hacer? ¿irnos? No». Fue entonces cuando el final quitó un poco de fuerza al relato que se prometía con un desenlace apoteósico: «Hicimos la bajada por las escaleras de Versalles como si fuéramos María Antonieta y Luis XVI». Un momento mágico que permitió a la actriz ser archiduquesa de Austria y reina consorte de Francia y de Navarra por un día.

 

Broncano valora la anécdota

Aunque en un principio prometía, parece ser que a Broncano no le ha acabado de convencer el desenlace de la anécdota de Cristina a la hora de puntuarla: «Claramente era un 8,5 o 9 hasta que... hasta arriba de lo que fueseis», bromeaba David. El presentador del programa esperaba un final más gracioso en lugar de esa «anécdota mágica» que Castaño defendió bajo el pretexto de que había tocado la parte más sensible del espectador, pero también le había hecho reír al principio de la misma.

La entrevista caló hondo en los seguidores del programa

A pesar de la «desilusión» del presentador, la visita y entrevista de Cristina fue todo un éxito y prueba de ello fueron los comentarios que dejaron los seguidores del programa en Instagram. «No sabes lo muchísimo que me he llegado a reír con la entrevista Cris. Gracias por sacarnos tantas sonrisas... eres increíble, te quiero muchísimo  feliz miércoles ídola» o «Que grandes sois me encantó la entrevista y la anécdota de versalles jajaja», fue el tono general de los comentarios. 

Y para rematar Broncano, añadió a la ubicación de la foto Versalles, Francia para hacer todavía más memorable la vivencia de Cristina.

 

Comentarios