El diestro Paco Ureña pierde definitivamente el ojo

Debido a la cornada que recibió el año pasado, el torero Paco Ureña ha perdido definitivamente el ojo después de haber sido nuevamente intervenido
Paco Ureña era nuevamente intervenido | Cedida

 

El torero Paco Ureña ha sido intervenido nuevamente en la Clínica Novovisión de Madrid de la herida que se produjo en el ojo izquierdo y que finalmente ha tenido que ser extirpado para evitar nuevas complicaciones de cara al inicio de temporada.

Paco Ureña pierde el ojo izquierdo

El doctor Marco Sales fue el encargado de intervenir al diestro de la lesión ocular que tenía en su ojo izquierdo debido a las complicaciones en forma de úlcera surgidas en la herida, a causa de diversas infecciones que han llevado a Ureña a sufrir dolores y molestias.

La operación tuvo lugar el pasado lunes y el equipo médico decidió extraer el globo ocular del torero y ponerle una prótesis para evitar posibles complicaciones posteriores. Los representantes del torero afirman en un comunicado que fue el propio Paco Ureña el que decidió que así fuera.

Paco Ureña fue el que tomó la decisión definitiva | Cedida

 

«El torero ha tomado la decisión pensando en el compromiso con su profesión, ya que si no hubiera sido intervenido ahora, le podría haber traído problemas a lo largo de la temporada y eso es algo que no va a pasar tras esta intervención».

Tanto el gabinete médico como los representantes del diestro, afirman que la nueva situación de Ureña no supondrá ningún impedimento a la hora de realizar su trabajo como matador de toros y que tras diez días de reposo podrá volver a los entrenamientos en el campo.

Así pues, Paco Ureña reaparecerá en los ruedos el próximo 16 de marzo en las Fallas de Valencia, donde compartirá cartel con Enrique Ponce y José María Manzanares que se enfrentarán a los toros de Juan Pedro Domecq.

El diestro fue corneado en el ojo

En la temporada del pasado año, Paco Ureña se encontraba toreando en Albacete cuando el cuarto toro de la tarde le corneó cerca el ojo izquierdo dejándolo cerrado, hinchado y morado. De visita a la enfermería, el oftalmólogo informa que el globo ocular de Paco Ureña está conservado, aunque el pitón ha llegado hasta él, pero tiene la visión borrosa y un gran edema.

El diestro sufrió una cornada cerca del ojo izquierdo | Cedida

 

A pesar del accidente, Ureña se mantuvo en el ruedo dispuesto a finalizar su tarea cosa que le desaconsejaba su apoderado que le advertía que debía ir a la enfermería cuanto antes. A las once de la noche, los doctores comenzaron a intervenirlo en el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega de Oviedo (Asturias), uno de los más prestigiosos de Europa para intentar salvar el globo ocular ya que se temía por la pérdida de visión.

En la operación se pudo comprobar que el torero lorquino, salvará el ojo pero perderá la visión total del mismo debido a la rotura ocular del globo ocular. Sin embargo, en esa ocasión se consiguió la conservación del ojo y su apariencia estética.

Su familia ha sido un gran apoyo para Paco Ureña

Desde el momento en que tuvo lugar el accidente, la familia del diestro no se ha separado de él ni un solo momento. Tanto su novia, Elena, como su hermana permanecieron al lado de su cama haciéndole llegar todo el apoyo de la familia en las diferentes intervenciones a las que se ha sometido.

Ureña en ningún momento se ha dejado llevar por la desgracia y la idea de volver a los ruedos es algo que tiene muy presente y más contando con el apoyo de Juan José Padilla, otro diestro que también perdió el ojo izquierdo en las mismas circunstancias que él.