ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

La desconocida historia de Araceli, la hermana de María Teresa Campos

Tres años después de que falleciera a causa de un tumor cerebral, las personas de su entorno comparten el emotivo recuerdo que tienen de ella
Leli Campos, María Teresa Campos y Edmundo Arrocet en la Semana Santa de Málaga 2015 | España Diario

 

El 28 de agosto de 2015 fallecía Araceli Campos, la hermana de María Teresa Campos, víctima de un tumor cerebral tras haber padecido un cáncer de mama que le detectaron el año anterior, en marzo de 2014.

Tras meses batallando contra esta terrible enfermedad que ha sacudido con fuerza al cvivía el momento más doloroso de su vida. «Ha sido inesperado», decía la presentadora rota de dolor. lan Campos, María Teresa

Completamente destrozada, la periodista se despedía de su hermana arropada por sus familiares y sus hijas Carmen y Terelu, quien ahora se enfrenta de nuevo al cáncer de mama y se encuentra barajando la posibilidad de realizarse una doble masectomía.

Como no pudo ser de otra manera, entonces todos los medios se hacían eco del trágico fallecimiento de la hermana pequeña de la matriarca de las Campos, lamentando la pérdida irreparable que había sufrido.

Una docente fuera de lo común

No obstante, ahora, tres años después de la muerte de Leli, 'El Español' se hace eco de la historia de su vida, un relato que la sitúa más allá de «la hermana de» y la presenta como a una docente que destacó entre los alumnos del conservatorio malagueño Manuel Carra donde, aún hoy, su recuerdo sigue vivo. 

Y es que Araceli Campos no fue una profesora de Historia de la música e Historia del pensamiento musical más. Sus alumnos la veían como a esa docente sin precedentes digna de admirar y respetar y que, además, era muy cercana y accesible. 

«No era una clase al uso. Araceli no solo se sabía tu nombre, sino tus circunstancias personales, si eras de Málaga o de Ronda. No lo forzaba, ella era así»; «Nunca he tenido una profesora igual, me ha marcado en mi vida» o «Si había una cena, todos la invitábamos encantados» fueron algunas de las declaraciones que sus alumnos hicieron al citado medio. 

Araceli Campos junto a María Teresa Campos y Carmen Borrego en 2011 | España Diario

 

La más querida de los alumnos

Tal era el apego y la veneración que los estudiantes y las personas de su entorno sentían por ella, que su entierro se convirtió en un acto multitudinario, no sólo por la presencia mediática que despertaba la presencia de las Campos, sino por lo querida que fue.

«En el cementerio de san Miguel, en Málaga, no cabía un alfiler. Todos quisimos estar allí, viviendo nuestro particular luto, porque nosotros también habíamos perdido a alguien vital», explica una alumna que asegura que viajó expresamente desde Bélgica para asistir y darle su último adiós. 

Un sentimiento que otros, ratifican: «En mi vida he conocido a pocas personas de las que pueda decir que son mi aspiración en la vida». Tanto así, que aun después de su muerte, sus alumnos la recuerdan organizando musicales para homenajearla como mejor saben hacerlo: a través de la música.