ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

La desahogada situación económica de Iker y Sara Carbonero

Su fortuna se calcula en cientos de millones de euros entre las empresas de ambos y las ganancias en la vida como futbolista de Iker
Sara e Iker tienen una buena situación económica | La Coctelera

 

El susto inicial tras el infarto de Iker Casilla ya ha pasado y el futbolista ya se encuentra en casa recuperándose junto a su familia. Muchos son los que se preguntan por el futuro del deportista pero como el mismo dijo al salir del hospital, ahora mismo es lo que menos le importa.

Las recomendaciones médicas son claras. Los primeros dos meses deberá gozar de total tranquilidad, nada que tenga que ver con la carrera de un futbolista. Y pasarán cuatro meses más hasta determinar si la retirada es definitiva, que es lo que apuntan la mayoría de los especialistas.

Iker es un deportista que lo ha conseguido todo en su deporte por lo tanto no tiene nada más que demostrar. 2 Eurocopas, un Mundial y tres Ligas de Campeones son sus títulos más importantes. Pero lo que es seguro que si Iker tuviera que dejar de jugar al fútbol, ni a él, ni a su familia le iban a faltar recursos económicos.

Iker, a punto de cumplir 38, acaba de renovar contrato con el Oporto. Aunque costó llegar a un acuerdo económico, al final se lleva por esta temporada cinco millones de euros anuales. Hasta había rumores de su vuelta a la portería de España tras el rendimiento de sus sucesores en la selección española y su excelente trabajo en la portería del Oporto. 

Lo que no todos saben es que Iker también tenía negocios junto a sus padres que hace unos años decidió finiquitar. En 2010, cinco años antes de que concluyera su relación laboral con el Real Madrid, Iker y sus padres disolvieron la sociedad que compartían y que entonces revelaba un patrimonio de 30 millones de euros. Casillas les pagó 9 millones y se comprometió a pasarles un sueldo mensual de 9.500 euros hasta el año 2035, a cambio de su silencio y de que nunca hablaran de su vida profesional o privada.

Iker Casillas en su época dorada en el Real Madrid | Twitter

 

Las empresas de Iker y Sara

Tras su salida del Real Madrid y fichaje por el Oporto, se trasladaron a Portugal y allí comenzaron nuevos proyectos comerciales. Del año 2000 es una de las empresas que Casillas mantiene, 'Ikerka SL', dedicada a la explotación de sus derechos de imagen y a la inversión inmobiliaria. El patrimonio supera los 12 millones de euros.

También rinde beneficios 'Casillas World SL', creada en julio de 2015. De ahí surge la marca de ropa '1K' y la fundación «para mejorar las condiciones de vida de los más desfavorecidos y jóvenes sin recursos». Esta sociedad se dedica fundamentalmente a la representación, asesoramiento e intermediación de profesionales. En dos años dobló beneficios, de 1.025.000 euros a 2.335.694.

Pero no todo van a ser beneficios. Ikerfer1981, establecida en 2013 para gestionar derechos de imagen, llegó a los 70.000 euros de beneficio, que cayeron hasta los 51.000 de pérdidas y que desde 2016 no produce ingreso alguno. Mantiene, no obstante, un patrimonio de 1,9 millones de euros. Y la cuarta empresa sin ganancias es 'Casillas Fútbol&Marketing', inactiva desde 2018, que fue creada para gestionar operaciones inmobiliarias. 

Por su parte su mujer Sara Carbonero también tiene su camino como empresaria. Recuerdos de 'Sudáfrica SL' es una agencia de publicidad que ha dado 130.000 euros de beneficio. Además en 2015 fundó, junto a sus amigas, Isabel Jiménez y Mayra del Pilar, 'Slow Love', una firma de ropa y de complementos. Invirtieron 40.000 euros, en 2016 alcanzaron los 34.728 euros de beneficios y facturan 1.2 millones de euros.

Sara junto a su amiga y socia Isabel Jiménez | Instagram

 

El patrimonio Casillas-Carbonero se calcula en cientos de millones de euros si unimos las ganancias de las empresas de ambos, el caché como portero del Oporto y su larga vida en el Real Madrid.

Visto los números, lo que menos le preocupa al matrimonio es su situación económica y su continuidad como deportista en activo. Ahora lo que verdaderamente importa es que la salud de Iker no se vea afectada de nuevo.