Paula Echevarría, devastada: Tres muertos en una fiesta de esta influencer

Lo que iba a ser una fiesta de cumpleaños idílica, terminó en la peor de las pesadillas

Fotografía de la influencer rusa Ekaterina Didenko, publicada en su Instagram el 4 de noviembre de 2019
La 'influencer' posaba alegre horas antes de la tragedia | Instagram (@didenko.katerina)

Todos y todas hemos deseado alguna vez asistir a un cumpleaños de una 'influencer'. Y es que estamos acostumbrados a ver siempre lo mejor de sus vidas, llegando incluso a envidiarles. 

Pero hay veces que la realidad supera a la ficción y lo que parecía ser una fiesta de cumpleaños idílica ha acabado en una gran tragedia. Y eso es algo que Ekaterina Didenko, una popular 'instagramer' rusa que cuenta con más de un millón y medio de seguidores, ha podido vivir en sus propias carnes.

Esta 'instagramer' se popularizó gracias a su estilo de vida y los consejos de medicina casera, y el pasado viernes decidió celebrar su fiesta de 29 cumpleaños en ‘Devytal Vl’, un complejo de piscinas situado en Moscú, Rusia.

Todo parecía perfecto hasta que tomaron una decisión fatal: arrojaron 30 kilos de hielo seco a una piscina para crear una simulación de niebla. Lo que ellos no sabían es que, además de crear humo, hay veces en las que la mezcla también puede explosionar.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de IRENE (@irene.noy) el

Todos iban vestidos con gafas protectoras, un mono blanco y mascarillas, pero eso no fue suficiente. Tres personas perdieron la vida al lanzarse a la piscina, entre ellos el marido de la 'influencer' rusa, que falleció horas más tarde en el hospital.

Y es que la mezcla de hielo seco con el agua les creó un edema pulmonar que causó un bloqueo en sus vías respiratorias.  Además, otros cuatro invitados padecieron quemaduras graves, y otros, intoxicaciones.

La 'influencer' ha sido duramente atacada porque después del trágico suceso ha subido vídeos a través de Instagram donde hablaba sobre el tema: «Valya ya no está con nosotros. O Natasha, o Yura. No puedo decirles nada más. He firmado una prohibición para divulgar cualquier información. No puedo decir nada. No lloré ayer… hoy exploté. Pensé que no era cierto, era una pesadilla». Sus seguidores le piden que deje las redes durante un tiempo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de IRENE (@irene.noy) el

Estamos seguros de que esto ha sido un duro golpe para toda la comunidad ‘influencer’ a nivel mundial, incluso aquí en España seguro que ha dejado muy tocadas a influencers tan famosas como Paula Echevarría o Dulceida, y es que hay veces que el postureo y el ansia de mostrar una vida idílica acaba de la peor manera posible.


Comentarios

envía el comentario