LUTO EN EL PERIODISMO

⚫️ Muere Alicia Gómez Montano, exdirectora de 'Informe semanal'

Chiqui sobre su relación con Borja: «Los últimos 5 años han sido un verdadero infierno»

La ex gran hermana apareció en 'Sábado Deluxe' para sincerarse sobre sus sentimientos
Chiqui aseguró en 'Sábado Deluxe' haber vivido «un infierno» | Instagram

Hace apenas unos días salía a la luz que Chiqui, participante de Gran Hermano, y su pareja Borja, ponían punto y final a su relación tras más de diez años juntos y dos hijas en común. Fue ella misma quien lo confirmo a través de sus redes sociales: «Es cierto, por el bien de mis hijas y el mío». Este pasado sábado, Chiqui apareció en 'Sábado Deluxe' para explicar todo lo sucedido.

Tras sincerarse, la ex gran hermana aseguró que los últimos cinco años con Borja habían sido «un verdadero infierno». «Llevo seis meses en tratamiento psicológico», y aseguraba que «he tenido miedo tanto por mí como por mis hijas», todo y que no quiso relatar exactamente lo que paso. Chiqui tomó la firme decisión de separarse el pasado 13 de octubre, tras haberlo pensado en diversas ocasiones.

'Sábado Deluxe' se convirtió en el confesionario de Chiqui, que no dudo en explicar que los últimos cinco años de relación habían sido un calvario para ella y todo que la pareja había intentado hacer lo posible por su amor y por sus dos hijas, no era oro todo lo que relucía. En este sentido, Chiqui aseguró que «Borja no se hacía cargo de las niñas ni de la casa ni nada, se pasaba 16 horas delante del ordenado y me tenía tremendamente prohibido entrar en el cuarto donde él estaba con el ordenador».

 

Chiqui aseguró que su marido no le hacía caso ni aun estando de parto | Cedida

«Casi dos años sin relaciones íntimas»

En general, el día a día de la pareja «no era bueno» y llevaban, según la joven, «casi dos años sin relaciones íntimas». Ahora, Chiqui se siente como una «mujer liberada» tras haberlo «aguantado todo» por sus hijas. «No podía salir, se metía incluso con mi físico, el día que me puse de parto de mi segunda hija estaba en el ordenador y yo con contracciones y ni me preguntaba cómo estaba...Ahora me dicen que tenía una venda en los ojos... No sé... No hay que aguantar ni tolerar nada, ni por los hijos, no es bueno para ellos. La gente no cambia por mucho que te lo digan», confesó sin poder reprimir las lágrimas.

Tras todo el dolor sufrido, Chiqui se encuentra ahora recibiendo terapia y ha explicado que no se cierra al amor y que solo busca «un hombre que me quiera y me respete».