Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Carlos Falcó pasa una noche en el calabozo tras una discusión con su esposa, Esther Doña

Aunque los hechos se produjeron en febrero ha sido ahora cuando se han desvelado
Carlos Falcó ha acabado en el calabozo | Cedida

 

Si hay una noticia dentro del ámbito de la sociedad y del corazón que ahora esté generando gran interés en nuestro país esa es, sin lugar a dudas, que Carlos Falcó, el padre de Tamara Falcó, ha pasado una noche en el calabozo y todo debido a una fuerte discusión que ha tenido con su esposa, Esther Doña.

El periódico 'El Mundo' es el medio que ha desvelado ahora esa información, aunque lo cierto es que los hechos tuvieron lugar el pasado 24 de febrero.

¿Qué sucedió?

Como hemos mencionado, hay que remontarse hasta el pasado mes de febrero para conocer el conflicto que se vivió en el seno de la pareja. Al parecer, esta iba a hospedarse en el Hotel Eurobuilding de Madrid, al que ella llegó en primer lugar mientras que él no lo hizo hasta las 22 horas porque era cuando llegaba a la ciudad, después de haber tenido una reunión de trabajo en Sevilla.

Esa tardanza, unida a la crisis que se encontraban atravesando, llevó a que Carlos y Esther comenzaran a discutir mientras cenaban en el restaurante del mencionado hotel, Sushi99. Y es que como Falcó ha manifestado al citado periódico: «Por parte de Esther en ese momento había una situación de ansiedad y dolor y la discusión comenzó durante la cena».

Al parecer, para no seguir discutiendo en público y causando malestar en el local, decidieron marcharse a su habitación. Y allí no solo ese enfrentamiento continuó sino que además fue creciendo, de ahí que otros huéspedes del hotel no dudaran en quejarse de lo que estaba sucediendo en torno a la una y media de la madrugada, pues escuchaban fuertes gritos. Es más, esos, al final, optaron por llamar a la Policía.

Carlos Falcó acabó en comisaría | Cedida

 

Se personan varios agentes

Tras la llamada, varios agentes de la mencionada Policía se personaron en la habitación de Falcó y Doña, quienes no dudaron en reconocer que habían estado discutiendo. Acto seguido, él fue trasladado hasta la Comisaría de Chamartín, donde pasó toda la noche en el calabozo.

Al parecer ella no interpuso ningún tipo de denuncia, pero los agentes actuaron de oficio y optaron por poner una por un presunto delito de violencia de género. De ahí que, al día siguiente, fuera llevado ante la jueza de fin semana, que escuchó su testimonio y que, finalmente, como ha contado el protagonista: «Me dejó libre y sin cargos».

Asimismo, Carlos ha expuesto que «Es la única vez que hemos tenido una discusión tan fuerte. Hemos superado una crisis y este episodio nos debe ayudar a que no nos vuelva a ocurrir algo así».

Comentarios