Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Ana Rosa Quintana, intervenida quirúrgicamente por motivos de salud

La presentadora de Telecinco reapareció en su programa, tras las vacaciones de Semana Santa, con una tirita encima del labio superior
Ana Rosa Quintana reaparecía esta semana en su trabajo con una tirita encima del labio superior | Telecinco

 

Ana Rosa Quintana reapareció esta semana en su programa de Telecinco tras volver a Madrid de sus vacaciones de Semana Santa. En su vuelta a 'El programa de AR' llamó mucho la atención que la periodista lucía un pequeña tirita encima del labio superior. La presentadora no quiso darle importancia a este hecho, que obvió durante todo el espacio matinal. 

A pesar de no comentar nada sobre la tirita que llevaba puesta, muchos seguidores se dieron cuenta de esto y especularon en las redes sociales qué le había ocurrido a la presentadora de Mediaset. A pesar de que la tirita era de color carne, era imposible ocultarla ante la luz de los focos del plató de ‘El programa de AR’. 

La aparición de Ana Rosa Quintana con esta tirita viene ligada a sus vacaciones después de pasar la Semana Santa en la ciudad de Sevilla. La presentadora aseguró que había pasado estos días en la capital andaluza, y aunque no disfrutó del mejor tiempo posible, aprovechó esa semana para desconectar del día a día junto a su familia. 

Pasa por quirófano para eliminar una mancha

La realidad sobre la tirita que llevaba Ana Rosa es que tuvo que ser intervenida quirúrgicamente para eliminar una mancha que le había salido en la parte superior del labio, según la información de la web de corazón y sociedad, ‘Jaleos’. Para quitarse esa mancha ha tenido que operarse y llevar ese apósito hasta el lunes 29. 

Ana Rosa Quintana regresó a 'El programa de AR' tras una Semana Santa de procesiones | TELECINCO

 

Según ‘Jaleos’, la intervención a la veterana periodista ya estaba programada para estos días posteriores a la Semana Santa. Ana Rosa es una habitual de las procesiones sevillanas, una tradición que sigue cada año junto a su marido, Juan Muñoz, y sus dos hijos, Jaime y Juan.