«No puedo correr». Christian Gálvez muy tocado

Almudena Cid explica las graves secuelas que le dejó el deporte

Almudena Cid en el plató de 'El Hormiguero' el martes 18 de febrero de 2020
Almudena Cid tiene graves secuelas por su profesión como gimnasta rítmica | Antena 3

Almudena Cid, mujer de Christian Gálvez, acudió como invitada a 'El Hormiguero' para hablar de su nueva faceta como actriz. La ex gimnasta decidió dejar el deporte al que le dedicó gran parte de su vida para emprender nuevos retos profesionales que le han llevado a interpretar a Manuela Sánchez en 'El Secreto de Puente Viejo'.

Durante la entrevista, Cid recordó cómo habían sido sus primeros pasos en el mundo de la interpretación y lo que le costó aceptar las críticas que vertían sobre ella, pero encontró en su marido el mayor apoyo: «Al principio me costaba verme, porque soy muy crítica, pero Christian me da juicios más positivos».

La vida de una deportista de élite como Almudena no ha sido nada sencilla. Conseguir participar en cuatro Juegos Olímpicos, en doce Europeos y nueve Mundiales, dejando un palmarés y un legado que quedará para siempre en la memoria del deporte español no está al alcance de muchos y para conseguirlo requiere mucho sacrificio.

La mujer de Christian Gálvez, le confesó a Pablo Motos que todavía tiene secuelas de los duros y largos entrenamientos que tuvo en su etapa como gimnasta rítmica: «Vivimos una jubilación anticipada, sientes que ya no eres competente en nada. La gente te ve por quién fuiste y tú no, entras en un conflicto. La gente tiende a juzgarte y nos cuesta mucho reciclarnos y reinsertarnos».

Cid explica que en sus pies es donde todavía siente los efectos de los entrenamientos: «Cuando me levanto y apoyo los pies sigo pensando que me van a doler, cuando cambia el tiempo aún lo siento, y no puedo correr, el podólogo me dijo que si no me mirara a la cara que, solo con las pruebas de los pies, diría que tengo 60 años» confesaba.


Comentarios

envía el comentario