Alessandro Lequio más sincero que nunca: Así están viviendo el cáncer de su hijo Álex

Tras las declaraciones de su padre, Álex ha sido dado de alta

Álex Lequio durante un acto público en Madrid, 2019
Álex Lequio ha sido ingresado dos veces en una semana | España Diario

El pasado viernes 21 de febrero Álex Lequio volvió a ser hospitalizado en la clínica Ruber Internacional de Madrid. Como siempre, el joven cuenta con el apoyo incondicional de sus padres, Ana Obregón y Alessandro Lequio.

A pesar de los varios mensajes tranquilizadores por parte de sus padres, son muchas las personas que han mostrado preocupación por el estado de Álex, y es que el joven se ha ganado el cariño de muchos gracias a su sentido del humor y su espíritu de superación.

Tras hacerle una visita a su hijo, Alessandro Lequio ha vuelto a insistir con un mensaje lleno de esperanza a la salida de Mediaset, donde acude diariamente para participar en ‘El programa de Ana Rosa’.

«No hay mucho que decir. El cáncer es una enfermedad larga y dura» ha sentenciado Alessandro que, a diferencia de Ana Obregón, ha querido hablar sin tapujos sobre esta enfermedad. Refiriéndose al tratamiento, ha sentenciado que «todo sigue» y que hay que tomárselo «con mucha tranquilidad».

Además, ha asegurado que «él está esperanzado y nosotros también».

Álex Lequio recibe el alta

Y, aunque Alessandro Lequio también ha confirmado esta mañana que no sabía cuándo iba a recibir el alta, esta misma tarde el ingreso de Álex ha finalizado. Una sonriente Ana Obregón, sin bajar del coche, se ha dirigido a los reporteros para asegurarles que todo estaba bien. Y es que finalmente parece que se trataba de la gastreonteritis que la actriz había asegurado que tenía

No es la primera vez que Álex ingresa durante los últimos años. Pero siempre ha luchado con su característico positivismo y motivación, algo que estamos seguros que ha heredado de sus padres. ¡Todo un ejemplo a seguir!


Comentarios
mercedes
Es mas fácil vivir la enfermedad con optimismo . Animo! te acompañamos des la oración y el silencio el optimismo es un buen compañero .Mercedes

envía el comentario