Alejandra Rubio confiesa que sufre una gran escoliosis en la espalda

Esta dolencia le ha provocado una desviación de la pelvis y grandes dolores sobre todo cuando se pone tacones

Un nuevo miembro de la familia Campos acaba de confesar su problema de salud. En este caso no se trata ni de María Teresa, Carmen Borrego o Terelu. La benjamina de la familia, Alejandra Rubio lleva sufriendo un problema de salud desde hace tiempo y tras las preguntas de sus seguidores, ha decidido dedicarle un vídeo en su canal de Mtmad.

Después de mencionar en un anterior vídeo que no se podía poner tacones altos por su problema de espalda, ha llegado la hora de especificar que dolencia sufre hace 4 años.

La hija de Terelu ha explicado, hasta enseñado una foto, qué es lo que le pasa en la columna:«Me doy cuenta de mis problemas de espalda porque con 15 años me empezó a doler mucho al andar. En las radiografías me ven que tengo una gran escoliosis, que es una desviación de la columna». 

Viendo la gran curvatura que tiene en su espalda, nos hacemos cargo de los dolores que le puede llegar a provocar siendo tan joven. 

Alejandra Rubio enseña la radiografía de su espalda | Mtmad

La 'influencer' hasta se atrevió a encontrar la causa a su dolencia: «Yo creo que me empezó a raíz de que empezara a montar en moto por el campo» añadiendo las recomendaciones que le ha hecho su médico:« O me la cuido o al final voy a tener que pasar por quirófano porque sufro muchísimos dolores siendo tan joven y es un verdadero tostón». 

Aunque la cuestión de la estética no le preocupa demasiado, reconoce que la escoliosis tiene consecuencias en su físico: «Lo que me provoca es también una desviación de la pelvis. Me ha creado complejo porque cuanto más delgada estoy, más se me nota».

Alejandra Rubio encaja su problema con cierta resignación y relata algunos episodios en los que el dolor lumbar ha sido insoportable: «Cada vez que me ponía un tacón sin plataforma me dolía muchísimo. La primera vez fue en una discoteca que estaba pinchando Álvaro, fui a levantarme del asiento y no podía, me costaba hasta respirar. A partir de ese día empezó a ser constante. Yo calculo que me dan cada mes, mes y medio, si me pongo tacones me duele la espalda». 

Alejandra casi siempre suele llevar calzado plano | Cedida

 

El médico le ha comentado que existe una terapia que le ayudará a mejorar, pero Alejandra no está muy por la labor de seguirla: «"O nadas o vas al quirófano" es lo que me aconseja el médico. Pero tengo un pequeño problema que soy súper escrupulosa y me da mucho asco meterme en piscinas públicas». Aunque para este verano se ha marcado el objetivo de nadar aunque sea en la playa.

Comentarios