ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

La mayoría de yogures contienen más azúcar de lo necesario

Según un estudio británico, apenas el 10% de los yogures son bajos en azúcares
Imagen de archivo de yogures. | Cedida

 

Científicos liderados por la Universidad de Leeds han analizado casi 900 yogures y han llegado a la conclusión de que tan solo un 10% de ellos contienen un bajo nivel de azúcar, concretamente menos de 5 gramos por cada 100 gramos de producto.

Por otro lado, en el caso de los productos para niños, esa cifra disminuye hasta el 2%. Por esta razón, la mayoría de yogures que comemos tienen mucho más azúcar de lo que nos pensamos.

El análisis se ha realizado en el Reino Unido y muestra que también los productos con imagen de saludables tienen su lado oscuro. Cabe señalar que con un yogur y un petit-suisse, un menor de edad de 4 años ya ha tomado más azúcar de lo recomendado y todavía le falta todo el día por comer.

Este es uno de los resultados obtenidos por el estudio en cuestión tras analizar la información nutricional de 898 yogures y similares, como por ejemplo los petit-suisse, los yogures líquidos, los de soja, orgánicos y otros postres lácteos a los que dividieron en diferentes categorías.

 

Tan solo 2 de los 100 productos para consumidores infantiles eran bajos en azúcar

De ellas, tan solo los yogures naturales y los yogures griegos cumplían con la recomendación mínima de la IMS y con la del Sistema de Salud Británico de 5 gramos de azúcar por cada 100 gramos de producto.

Tal como se esperaba, los postres lácteos eran los más azucarados con una mediana de casi 20 gramos de azúcar por cada 100 gramos.

Cabe señalar que en segundo lugar aparecen empatados los yogures de sabores y los yogures etiquetados como orgánicos o ecológicos, seguidos muy de cerca por los que llevan trozos de fruta, todos en torno a los 13 gramos por cada 100 gramos.

Según los resultados del estudio, ninguno de los productos a base de soja y similares era bajo en azúcares. El dato más llamativo, sin duda alguna, es el de los yogures y quesos frescos dirigidos al consumidor infantil.

Según los investigadores, de los 101 productos de esta categoría tan sensible, solo dos tenían menos de cinco gramos de azúcar por cada 100 gramos de producto y por tanto, la mediana es de 10,9 gramos.

Tal como explica la doctora Bernadette Moore, investigadora de la Escuela de Ciencias de la Alimentación y Nutrición de la Universidad de Leeds (Reino Unido) y principal autora de este estudio, «inicié esta investigación cuando el Gobierno británico señaló a los nueve principales productos que aportaban mayor parte del azúcar ingerido por los niños y, como muchos padres, consideraba los yogures como algo saludable sin darme cuenta de todo el azúcar añadido que llevan la mayoría».

 

Los productos correctos y realmente saludables

Lucía Martínez, experta en nutrición, apunta que los yogures y similares «tienen mucho marketing, tanto institucional, como de las empresas lácteas, que son muy potentes».

Según destaca, tan solo los yogures naturales, quesos frescos, el kéfir y el auténtico yogur griego son los saludables. Si quieres endulzarlos, tan solo tienes que ponerle «fruta de la frutería». La doctora Moore da el mismo consejo: «si están empezando a comer sólido, dadles yogur natural con fruta triturada».