«Me pondré a llorar». Una trabajadora de Mercadona cuenta la realidad del Coronavirus

Ha contado cómo es ahora su duro día a día laboral

Personas entrando a comprar en un Mercadona con medidas especiales por el Coronavirus
Una empleada de Mercadona ha contado la realidad de su día a día | España Diario

Los profesionales sanitarios son los que están viendo más alterada su rutina laboral y son los que están haciendo más esfuerzos, sin lugar a dudas, para poder atender a todos los pacientes con Coronavirus y para salvar las vidas de los que se encuentran en estado más grave.

▶ INVITACIÓN: Ya os podéis unir al grupo oficial de Facebook de EspañaDiario donde comentamos todas las noticias de España. Os informareis, podréis comentar la actualidad y también os entretendréis. ¡PINCHA AQUÍ Y ÚNETE, TE ENCANTARÁ!

No obstante, sin lugar a dudas, la aparición del Covid-19, la declaración del estado de alarma y la cuarentena para los ciudadanos está trayendo consigo que también haya otros trabajadores que están asistiendo a un cambio notable en su día a día. Nos estamos refiriendo a quienes trabajan en los supermercados.

Las entradas masivas de personas a comprar en esos espacios comerciales, las 'avalanchas' para adquirir papel higiénico o incluso las disputas por un producto entre clientes son algunas de las imágenes que hemos visto estos días y que muestran lo que está sucediendo en esos locales. No obstante, ahora se ha conocido aún más la realidad a través de una entrevista que Carles Francino ha hecho en su programa 'La ventana' (Cadena SER) a una trabajadora de la cadena Mercadona.

La realidad de los empleados de supermercados

Aitziber es el nombre de esa empleada que no ha dudado en manifestar lo que ella y sus compañeros están sufriendo durante estas jornadas. Y no porque haya aumentado su nivel de trabajo, que también, sino por todas las situaciones que están viviendo.

Así, ha manifestado que «Los días están siendo horrorosos. Si me tiráis mucho, me pondré a llorar porque ya no es solo el trabajo físico, psicológicamente está siendo muy duro». Y es que ha dejado patente que «la gente deja mucho que desear» con sus comportamientos y manifestaciones en el supermercado.

Eso sí, la empleada de Mercadona ha expuesto que «lo mejor que he encontrado estos días ha sido el reencontrarme con mis compañeros, el notar el apoyo, el mirarnos y decir 'tranquila, que estamos pasando todo por lo mismo', el equipo humano con el que trabajo».

Unas palabras las de Aitziber que luego han sido aplaudidas en redes sociales por muchos internautas, que no han dudado en darle la razón con mensajes tales como «Da asco ver a personas adultas dándose codazos en las entradas de los supermercados cuando abren, sin respetar distancias y llenando carros que seguro que no les va a dar tiempo a gastar».

Varios carros de la compra completamente llenos de productos
La gente está haciendo compras masivas | Twitter

Medidas ante la situación

Precisamente por los momentos tan complicados que se están viviendo en sus locales comerciales así como por seguridad frente al Coronavirus, Mercadona ha introducido una serie de cambios en pro de facilitar el trabajo a sus empleados y de velar por el bienestar de todos.

En concreto, no solo ha reducido su horario de apertura en las tiendas, de 9 a 20 horas, sino que también ha suspendido su servicio a domicilio, controla el aforo en aquellas, no admite devoluciones y están llevándose a cabo continuas desinfecciones y limpiezas de sus instalaciones.


Comentarios

envía el comentario