Tarta de queso: Mejores recetas y consejos para no cometer errores

Descubre cuáles son los mejores quesos para este clásico de los postres.
La clave para una buena tarta de queso al horno es que quede tierna por dentro | Unsplash

En Cataluña lo comen miel, en Asturias como quesadilla y en Italia con mascarpone, y en todos casos se suele añadir una base de galleta crujiente y una corona de frutos rojos. Como ya habrás intuido, hablamos de un clásico de la repostería, la tarta de queso, y existe una gran variedad de formas de prepararla.

Aunque puede parecer algo complejo, la receta es muy sencilla si sigues los pasos que te vamos a indicar a continuación, así como algunos consejos para no cometer errores.

Las mejores recetas para hacer tarta de queso

La tarta de queso es un pastel muy antiguo que comían en la Grecia clásica como queso sin madurar acompañado con miel, y que los romanos perfeccionaron añadiendo huevos. Estas recetas son sugerentes ideas para acertar con tu tarta de queso.

1. Tarta de queso sin horno

La mayoría de la tartas de queso en España tienen en común la base del producto principal: queso Philadelphia. Un clásico muy fácil de hacer y sin necesidad de ponerla al horno.

Ingredientes 

  • 200 gramos de galletas María
  • 80 gramos de mantequilla
  • 100 gramos de nata líquida
  • 500 gramos de queso Philadelphia
  • 300 ml de leche
  • 170 gramos de azúcar
  • 2 sobres de cuajada Royal
  • 1 tarro de mermelada de fresa
  • 100 gramos de frutas del bosque

Preparación

  • Desmenuza las galletas, añade la mantequilla derretida y crea una mezcla con las manos. Déjalo reposar en un molde redondo en la nevera durante 10 minutos.
  • Mientras la base toma cuerpo, hierve a fuego medio la leche, la nata líquida y el queso Philadelphia. Añade azúcar y, una vez derretido todo, vierte los sobres de cuajada Royal.
  • Vierte la mezcla sobre la superficie, en el molde, y deja enfriar en el frigorífico durante 6 horas. Deja que cuaje todo perfectamente.
  • Cubre la tarta con una capa de mermelada fresca, y corona la tarta con frutas del bosque. Retira el molde y sirve tu tarta de queso fresco Philadelphia.   

2. Tarta de queso al horno

Esta es una receta original del restaurante Cañadío, ubicado en Madrid y en Santander. Su secreto consiste en conseguir que el queso quede muy cremoso. ¿Quieres saber cómo?

Ingredientes

  • 200 gramos de galletas María
  • Molde de tarta de 28 centímetros
  • 120 gramos de mantequilla
  • 800 ml de nata líquida
  • 800 gramos de queso Philadelphia
  • 250 gramos de queso fresco
  • 8 huevos
  • 300 gramos de azúcar

Preparación

  • Tritura las galletas con la batidora y agrega la mantequilla derretida para crear la mezcla. Deja enfriar la mezcla para que la base tome forma en el molde.
  • Coloca los huevos, la nata, el queso y el azúcar en la batidora y tritura la mezcla. Añádelo a la base, en el molde, mientras calientas el horno a 180 grados.
  • Introduce el molde en el horno a 180º con calor arriba y abajo durante 40 minutos. Al retirarla puede que esté líquida. Después de enfriarla, déjala en la nevera unas horas. 
  • Si has seguido la receta al pie de la letra, al abrir la tarta debe estar cremosa por dentro

3. Tarta de queso y pan de molde

Esta es otra idea original para hacer tu tarta de queso, ya que además de añadir la novedad de la base de pan de molde sigue una receta muy sencilla que se hace en media hora.

Ingredientes

  • 200 gramos de queso de untar
  • 4 huevos
  • 4 cucharadas de azúcar
  • Un poco de leche
  • 3 rebanadas de pan de molde

Preparación

  • Esta receta es muy sencilla y muy rápida de hacer. Desmenuza las rebanadas de pan de molde y añade leche hasta que esté bien mojado. Intenta que no quede el pan flotando en la leche.
  • Pon todos los ingredientes en un bol: el queso, los huevos, el azúcar y el pan mojado en la leche. Tritúralo todo bien con la batidora. Tiene que quedar una masa líquida.
  • Pon la masa en un molde o en un una fuente de cristal cubierta con papel de hornear. 
  • Calienta el horno a 220º con calor arriba y abajo, y cuando tengas la masa hecha y en el bol, introdúcela en el horno y déjala 30 minutos. Pincha la masa y comprueba que está bien hecha.

4. Tarta de queso de La Viña

El restaurante donostiarra La Viña ha popularizado una receta que hace de su tarta de queso una de las favoritas en toda España. Ahora puedes hacerla en tu casa de forma sencilla.

Ingredientes

  • 570 gramos de queso cremoso
  • 4 huevos
  • 230 gramos de azúcar
  • 280 ml de nata líquida
  • 1 cucharada de harina de triga

Preparación

  • Mezcla todos los ingredientes en un molde hondo y amplio, y tritura con la batidora hasta lograr una masa homogénea y sin grumos.
  • Cubre el molde con papel sulfurizado humedecido y deja que sobresalga el sobrante. A continuación vierte la mezcla, y déjalo cocer en la base del horno a 220º durante 40 minutos.
  • Cuando esté cuajada, apaga el horno y deja enfriar en su interior. Guarda la tarta en la nevera unas horas y desmolda para servir. 
  • ¡El secreto de la tarta de queso La Viña está en el alto porcentaje de grasa que aporta cremosidad!

Errores que pueden arruinar tu tarta de queso

Muchos se preguntan cuál es el secreto de la mejor tarta de queso de España, y la respuesta está en no cometer los errores más frecuentes a la hora de preparar este postre. Con estas instrucciones no fallarás. ¡Muy atento!

1. Cuáles son los mejores quesos para esta tarta

Como ya has visto, hacer una tarta de queso es muy sencillo y no requiere muchos conocimientos, pero es posible que una vez hecha no estés satisfecho con el resultado. Uno de los errores más comunes es fallar en la elección del queso.

En realidad, no hay un queso específico de la tarta de queso, pues este postre ha ido evolucionando gracias a la gran variedad de recetas que incorporan, cada una de ellas, diferentes quesos. La cuestión está en qué resultado quieres obtener.

Si quieres una tradición mediterránea puedes optar por el queso fresco, el mató catalán o la ricotta y el mascarpone italiano. El brie francés le da una textura mantecosa, y el cheddar un gusto más fuerte y personal, como el cottage que se usa en Alemania.

En el norte de España se utiliza también el queso de oveja y el queso de vaca. El queso Philadelphia sigue siendo uno de los favoritos para esta receta.

2. Cómo tratar la base de galleta

Ya has visto también que la base de galleta no es imprescindible y, de hecho, ni estaba en la receta tradicional más antigua. Con la moda del cheesecake, sin embargo, forma parte ya de casi todas las recetas y meter la pata con la base de galleta significa arruinar la tarta.

Algunos trucos para que quede la base bien hecha es triturar bien la galleta para que no queden grumos, y añadir la mantequilla fundida a temperatura ambiente poco a poco. Para una tarta estándar, las proporciones ideales son 125 gramos de galletas por 75 de mantequilla.

Las batidoras eléctricas introducen mucho aire en la mezcla e impiden que quede crujiente, y por eso es preferible utilizar varillas manuales.

3. ¡Que no se te queme la tarta!

Algunas veces aciertas en las cantidades y el sabor de los ingredientes es óptimo, pero estéticamente es un desastre. Para que te quede una tarta bonita, recuerda mezclar los ingredientes con varillas manuales: si utilizas batidora eléctrica introduce mucho aire y la tarta sube, para después desplomarse.

Con mucha paciencia y batiendo constantemente, integrarás de forma menos agresiva los ingredientes consiguiendo el aspecto plano que debe tener la tarta de queso.

La recomendación es cocer a 170º durante 30 minutos si la tarta va sin base, y si hemos hecho la base de galletas entonces 40 minutos a 150º. Como siempre, los tiempos de cocción son muy relativos, pero el truco está en pinchar la tarta con un palillo: si sale seco, está hecha.