ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Un supermercado español deja de vender agua envasada en plástico por primera vez

SuperSano ha tomado la decisión de no ofrecer agua en botellas de plástico siguiendo sus «principios de velar por la salud de las personas y del planeta»
Imegen de archivo de la sección de agua de un establecimiento    | Cedida

 

Por primera vez una cadena de supermercados española ha decidido dejar de vender agua embotellada en envases de plástico. «SuperSano quiere ser coherente con sus principios de velar por la salud de las personas y del planeta».

SuperSano es una cadena de supermercados «dedicada a la venta de productos de alimentación certificados como ecológicos/bio/orgánicos, así como otros productos de dietética, herboristería, cosmética natural, y artículos para el hogar», según su propia web. Según afirman su «misión social es mejorar la salud de las personas y la del planeta», y es por ello que ahora han tomado esta pionera decisión en España.

 

 

Una cadena francesa, pionera en eliminar el agua embotellada en plástico

A nivel mundial, no se trata de la única empresa que ha tomado tal decisión, aunque la primera vez que un supermercado apostó por dejar de vender agua embotellada en envases de plástico tampoco fue hace mucho.

En marzo de 2017 la cadena francesa Biocoop decidía eliminar de sus productos las botellas de plástico como recipiente para el agua. En aquel momento resultó ser una decisión arriesgada, pues nadie antes lo había hecho, pero tras ello otros establecimientos se unieron a la iniciativa.

Claude Gruffat, presidente de la cooperativa, afirmó que si tomaron tal decisión fue porque consideraron que así debían hacerlo puesto que el agua embotellada es un elemento que contamina, cosa que va en contra de los valores de la compañía.

SuperSano también dejó de vender productos con aceite de palma

Otra de las grandes decisiones de la cadena SuperSano ha sido la de eliminar de sus productos aquellos que contengan aceite de palma, una grasa saturada muy poco saludable que provoca un aumento del colesterol. Se trató también de una medida pionera que el supermercado comenzó a aplicar en marzo de 2017.

Cada vez más supermercados muestran su rechazo al aceite de palma | Cedida

 

Además, desde la empresa se anunció que dejaban de comprar más de 100 referencias de sus proveedores como consecuencia del hecho de que las consideraban «nocivas para la salud y para el medio ambiente».

«Ha supuesto una decisión complicada, porque hemos tenido que reducir nuestro surtido de productos de panadería, pastelería, bollería, galletas, chocolates, cremas para untar, snacks, etc. pero queremos ser coherentes con nuestros principios», afirmaron desde SuperSano.