Soja texturizada, la carne picada vegetal que todos pedían a gritos en Mercadona

Se trata del ingrediente más común en la dieta vegana y vegetariana, fuente de proteínas procedentes de las habas de soja

La sociedad está cambiando su estilo de vida en relación con la alimentación, y con ella, los productos que se comercializan en las cadenas de supermercados. Porque un vegano también quiere tener en su súper habitual todos los alimentos que necesita sin tener que ir a establecimientos especializados.

En este sentido, Mercadona ha conseguido que sus clientes veganos aplaudan sus productos de origen vegetal, donde las fuentes de proteínas son esenciales.

¿Quién no ha oído hablar de la soja texturizada, tofu o seitán? Todos ellos proporcionan un alto nivel de proteínas y son la mejor opción para sustituir las de origen animal.

Y no solo eso, sino que son capaces de proporcionar más proteína por kilo que la carne de cerdo o de ternera.

Qué es la soja texturizada y como se obtiene

Los valores nutricionales de la soja texturizada de grano fino de Hacendado | España Diario

Es un producto que se obtiene de la soja, concretamente de la deshidratación de la masa resultante de mezclar la harina de soja y agua. Como resultado, se puede encontrar en copos, cortezas, tiras o filetes, según el tamaño y grosor.

Para ello, se sigue un minucioso proceso en el cual se extrae el aceite natural de las habas de soja para obtener la parte sólida de la legumbre, que luego se deshidrata y se mole para conseguir la harina. Esta se mezcla con agua para hacer una pasta.

Una máquina llamada extrusor es la que realiza una gran presión a esta masa, provocando que la temperatura suba hasta los 180ºC, provocando el cambio de estructura y por consiguiente, de la textura. 

Durante la presión en la máquina, se corta en la forma determinada, y finalmente se espera a que se seque y endurezca para obtener el producto final que le llega al consumidor.

Cómo encontrarla en el supermercado

Es una alternativa vegana que más se asemeja a la carne animal, sobre todo después de hidratarla. Y es que tal como se vende en el supermercado, tiene una textura porosa y rígida. Su precio es de 1,50 euros el paquete de 250 gramos.

Propiedades y beneficios para la salud

La soja texturizada Mercadona, al proceder de esta legumbre, ofrece 50 gramos de proteínas por cada 100 gramos de producto, por lo que proporciona el aporte proteico esencial para el organismo. También 30 gramos de hidratos de carbono y 4 de fibra.

Los beneficios de esta proteína vegetal son varios, ya que por su aporte de fibra ayuda a la saciedad y al control y pérdida de peso. 

Sus vitaminas y minerales ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, y además, contiene Omega 3 y 6 que ayuda a reducir el colesterol y a la vez previene enfermedades cardiovasculares.

Recetas con soja texturizada

Para poder cocinarla y hacer recetas deliciosas, solo necesitamos poner en remojo durante aproximadamente 20 minutos, según se especifique en el envase. Con ella, conseguiremos sustituir la carne para hacer salsas, hamburguesas, lasañas, pero en la versión vegana.

Una de las recetas de más éxito es la berenjena rellena, así que no te pierdas los pasos para elaborarla con esta proteína vegana: 

Receta de berenjenas rellenas gratinadas | España Diario

Ingredientes: 

  • 1 taza de soja texturizada
  • 1 berenjena
  • Media cebolla
  • Medio calabacín
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 pizca de sal
  • 3 cucharadas de tomate frito

1. Primero de todo, se debe hidratar la soja texturizada y por ello la meteremos en un recipiente con agua unos 20 minutos y después la escurriremos.

2. Por otro lado, cortamos la berenjena por la mitad y le hacemos pequeños cortes en diagonal. La hornearemos con una pizca de sal y aceite unos 15 minutos a 180 grados. Cuando esté lista, con la ayuda de una cuchara, retiraremos la ‘carne’ de la berenjena y la desmenuzaremos.

3. En una sartén sofreiremos la cebolla y el calabacín previamente cortado a dados, y le añadiremos la berenjena y la soja texturizada escurrida. Sofreiremos todo a fuego medio durante unos 5 o 7 minutos.

4. A la mezcla, añadir la salsa de tomate frito y seguir sofriendo unos minutos más.

5. Finalmente, rellenamos las berenjenas y ya estarán listas. Si queremos que estén aún más jugosas y ricas, acabamos añadiéndole un poco de queso rallado por encima y las gratinamos en el horno hasta que estén doradas.