ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

El 90% de la sal de mesa que se vende en el mundo contiene microplásticos

Una ingesta de 10gr de sal al día podría suponer tomar 2.000 microplásticos al año
El 90% de la sal de mesa que se vende en el mundo contiene microplásticos | Archivo

 

Un estudio realizado por el científico surcoreano Kim Seung-kyu y especialistas de Greenpeace East Asia ha llegado a una conclusión que deja los pelos de punta: el 90% de la sal de mesa que se vende en todo el mundo contiene microplásticos.

Así pues, una persona adulta que tenga un consumo medio de sal de unos 10 gramos al día, podría llegar a ingerir unos 2.000 microplásticos al año.

 

Una investigación realizada en 21 países

Para llevar a cabo esta investigación mundial sobre la presencia de microplásticos en la sal, los científicos tomaron 39 muestras de diversas marcas, de 21 países diferentes y a lo largo de todos los continentes. El resultado es devastador, pues de todas las muestras analizadas, solamente tres no tenían partículas microplásticas.

Durante la investigación también descubrieron que el grado de contaminación con microplásticos dependía de su procedencia, siendo la sal marina la más contaminada, seguida por la sal de lago y de la roca.

Según afirmó Mikyoung Kim, de Greenpeace East Asia, «estudios recientes han encontrado plásticos en mariscos, vida silvestre, agua del grifo y ahora en la sal. Queda claro que no se puede escapar de esta crisis de los plásticos, especialmente a medida que continúa filtrándose en nuestras vías fluviales y océanos».

 

Sal de mesa | Salinera Española

 

Una ‘marea de plástico’ que afecta a los océanos

Los grupos ecologistas y las sociedades científicas de todo el mundo llevan tiempo ya advirtiendo sobre las miles de toneladas de plásticos que se arrojan cada día a los océanos, con consecuencias como las que acabamos de ver en un producto tan cotidiano como puede ser la sal de mesa.

La fabricación de la mayoría de estos componentes data del último siglo por lo que este tipo de contaminación es relativamente reciente. Según la revista ‘Sciencie’, cada año se vierten a los océanos entre 4’8 y 12’7 millones de toneladas de plásticos, por lo que el mar acaba convirtiéndose en el mayor vertedero de este tipo de basura.

Y como consecuencia indeseable de estos plásticos que se vierten al mar, la contaminación acaba llegando a nuestra mesa a través de los diferentes productos que consumimos: la sal de mesa es el último ejemplo de cómo estos microfragmentos han llegado ya a la cadena alimentaria humana.

 

El Parlamento Europeo prohibirá el uso de plásticos no reutilizables

En este sentido, varios organismos internacionales están poniendo muchos esfuerzos en reducir al máximo la contaminación del hombre. El Parlamento Europeo, por ejemplo, ha anunciado recientemente que prohibirá el uso de plásticos cotidianos no reutilizables

Dentro de ese grupo de objetos encontramos algunos tan comunes como las pajitas, los bastoncillos para las orejas o los cubiertos de plástico. Todos ellos serán prohibidos próximamente para evitar que acaben, entre otros sitios, en el océano. 

La nueva norma europea entrará en vigor el próximo 2021, por lo que los principales comerciantes y distribuidores de estos productos deberán buscar alternativas más ecológicas y respetuosas con el medio ambiente para poder seguir vendiéndolos en las tiendas habituales. 

De momento, la normativa tiene que seguir un largo proceso para que llegue a materializarse. Por ejemplo, la Eurocámara tendrá que negociar con el Consejo de la UE, quien tiene el poder de legislar sobre la materia y donde los 28 estados que forman la UE deberán ponerse de acuerdo para desarrollar la ley y aplicarla en cada territorio.