Historia de la perforadora de papel y otros inventos

Homenaje a la taladradora de Soennecken en su 131 aniversario.
Google dedicó un doodle a la perforadora de papel en 2017 | Google

Acostumbrado a recordar las grandes efemérides y homenajear a los grandes personajes de la historia, el gigante de internet Google se desmarcó en 2017 con un doodle especial: el 131 aniversario de la perforadora de papel

Con ello quiso conmemorar el nacimiento de un utensilio de papelería que en su momento fue toda una innovación tecnológica y que hoy permanece condenada al olvido. Una forma, en definitiva, de rendir tributo a la tradición en un mundo en constante cambio.

Historia de la perforadora de papel  

La perforadora de papel irrumpió en el ámbito de los utensilios de oficina como uno de los grandes inventos del momento. Se trata de una palanca que acciona unas cuchillas circulares para perforar hoyos en el papel mediante presión, permitiendo así unir varias hojas a través de anillas. 

Más de 130 años después, este invento permanece inalterable y mantiene su eficacia, pero en plena era de la tecnología y en un mundo en permanente transformación esta máquina forma parte de la tradición y está condenada al olvido. Sin embargo, en su momento sirvió para agilizar el proceso de ordenar y clasificar documentos.

El origen del invento se remonta a la Alemania de 1886, cuando Friedrich Soennecken patenta una perforadora de papel inspirada en la grapadora, que hacía ya veinte años que funcionaba. Hay que decir que su invento tuvo competencia: aquel mismo año Benjamin Smith patentó en Massachusetts una máquina para marcar entradas de espectáculos a presión. 

El 14 de noviembre de 2017, Google celebró el 131 aniversario de la perforadora de papel inventada por Soennecken con un doodle bien original. En ella se puede ver una máquina agujereadora y las letras de Google formadas con puntos de papel.

Tipos de perforadora de papel para scrapbooking

Las personas que están acostumbradas a manejar utensilios de papelería se suelen preguntar qué tipo de perfora utilizar para manualidades y trabajos. Este utensilio se utiliza en casa para scrapbooking o libros de recortes.

Perforadora de papel con formas

Un clásico de las manualidades es la perforadora de papel con formas, que siguen el mismo dispositivo que las normales de oficina pero cuyas cuchillas representan formas variadas como, por ejemplo, corazones o mariposas. Son fáciles de usar y pensadas también para niños.

 

Perforadoras de cenefa

Aún más original es la perforadora de papel de cenefa, que permite agujerear el papel con un motivo que se repite para que puedas hacer cenefas todo lo largo que desees. Normalmente tienen una base fija y varias cuchillas intercambiables con formas distintas.

Sacabocados

Es la perforadora más profesional y no es exclusivamente para papel, pues sirve también para cartón e incluso cuero. ¿En qué consiste? En el extremo superior del mango tiene una cabeza con una estrella de seis puntas de distintos diámetros, que se acciona como unos alicates.

Perforadoras de esquina

Esta perforadora de papel sirve para redondear o dar forma a fotografías, tarjetas de visita e invitaciones. Su particularidad es que permite recordar los bordes de las esquinas con varias formas como el redondeado o el chaflán.

Perforadoras de oficina

Las agujereadoras de toda la vida son las perforadoras de papel de oficina, la que permanece fiel a la idea original de Soennecken. Consiste en una palanca que acciona las cuchillas para hacer pequeños agujeritos: sirve para anillar hojas, o para hacer confeti.

Otros inventos de papelería

Muchos de los inventos que en su momento fueron revolucionarios en el ámbito de la papelería y la oficina, hoy pasan inadvertidos, aunque siguen cumpliendo la misma función con la misma eficacia. 

Grapadora

La historia de la grapadora es aún anterior a la perforadora de papel. Se inventó al siglo XVIII para el rey de Francia y con el desarrollo posterior de la burocracia se perfeccionó el utensilio hasta adquirir la forma actual, una palanca alargada que cuando se acciona clava afiladas grapas en un grupo de hojas para sujetarlas. 

Sacapuntas

El sacapuntas es otro de esos utensilios de oficina que suelen pasar desapercibidos. Aunque existen varios tipos, el más común es una pequeña caja de unos pocos centímetros en cuyo interior lleva fijada una cuchilla que afila la punta de madera y grafito de los lápices. La primera patente del sacapuntas se remonta a 1828, solicitada por el francés Bernard Lassimone.

Tijera

Otro imprescindible de las manualidades y el trabajo de oficina son las tijeras, una simple conexión de dos cuchillas de acero que se unen para cortar papel y otros materiales cuando las accionamos con los dedos en dos agujeros ubicados en los mangos. La historia de las tijeras es la más antigua, pues se tiene ya constancia de ellas en la edad de bronce.