ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Consumo alerta sobre algunos peligros de los disfraces de Halloween para niños

El hecho de que contengan cuerdas, lazos, complementos inflamables o piezas pequeñas puede suponer serios problemas si el atuendo es para un niño
Imagen de unos niños disfrazados en Halloween | GTRES

 

Halloween está a la vuelta de la esquina y, pese a tratarse de un día de celebración, hay que tener en cuenta que también tiene sus riesgos. Algunos de ellos residen en los popularizados disfraces que se utilizan para la festividad, pues pueden contener algunos detalles peligrosos, especialmente para niños pequeños.

Así lo ha advertido la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios del Gobierno de Aragón. Según ha informado los tradicionales atuendos de Halloween pueden contener cuerdas, lazos, complementos inflamables o piezas pequeñas que pueden llegar a provocar asfixia. Una alerta emitida en Aragón que, sin duda, puede trasladarse a toda España.

El etiquetado ‘CE’, prueba de seguridad

Ros Cihuelo, directora general de Protección de Consumidores y Usuarios, ha recomendado «comprobar que los productos tienen el marcado 'CE', que es prueba de que el fabricante ha tenido presentes todas las condiciones de seguridad», como una de las medidas más importantes a tener en cuenta.

Pese a ello, ha querido dejar claro que una de las medidas más eficaces es comprobar por uno mismo que el disfraz no tenga elementos peligrosos y ha aconsejado evitar ponerse disfraces que «tengan lazos o cuerdas en la parte alta del disfraz para evitar estrangulamientos». También, en caso de que sean para niños más pequeños de 3 años, es muy importante evitar «las piezas pequeñas con las que puedan atragantarse».

Consumo ha alertado que es muy importante comprobar los disfraces que se van a poner los niños para evitar riesgos | GTRES

 

Por otra parte, ha mencionado que «hay que tener en cuenta que las pelucas, barbas y otros complementos pueden estar fabricados con material inflamable y, por ello, no conviene que lo utilicen niños y, en todo caso, se ha de tener presente esa posibilidad evitando los cigarrillos, mecheros o aproximarse a estufas y otras fuentes de calor».

Además, es también «muy importante comprobar que las caretas o antifaces tienen los orificios lo suficientemente amplios para que el niño pueda respirar bien». Aun así, siempre hay que «conservar el ticket o justificante de compra para poder ejercer nuestros derechos ante una posible reclamación».

Control especial en los disfraces para niños

«No solo se deben cumplir las exigencias propias de las prendas de vestir, sino también la de juguetes, ya que son considerados como tales si van destinados a niños entre 1 y 14 años», han afirmado desde Consumo a través de una nota de prensa. Se hace para dar a estos elementos un plus de seguridad y evitar cualquier tipo de riesgo.

Imagen de algunos niños disfrazados en Halloween | GTRES

 

En Aragón, por ejemplo, la Inspección de Consumo ha realizado una campaña específica de control de disfraces de niños. En total se han controlado 45 artículos, revisando su etiquetado así como los detalles mencionados como peligrosos anteriormente. A partir del estudio se ha podido saber que el 62% de productor cumplían con lo que se pedía en los controles estrictamente.

Cabe mencionar, sin embargo, que un 95% de dichos artículos no contenían elementos que pudieran suponer un riesgo para los niños en la parte alta de disfraz. Y es que hay que dejar claro que en la mayoría de casos que no pasaron los controles pasando las normas estrictamente fue más bien por una cuestión de etiquetado.