El pan elaborado con harina integral, el más recomendado por los expertos

Muchos incluimos el pan en nuestras dietas. Pero, ¿ sabemos cuál es el más beneficioso y nutritivo?
Imagen de panes elaborados con harina integral | Cedida
 

El pan y, en general los cereales, deberían ser una parte  fundamental de nuestra dieta. Hay muchos consumidores que toman la decisión de prescindir de ellos con la idea de bajar de peso. Pero, ¿es necesario eliminarlo de nuestra dieta?

El pan nos aporta fibras e hidratos de carbono, aminoácidos, vitaminas y minerales. Es necesario pues, saber cuál es el pan más adecuado y sano  e incluirlo en una dieta variada y equilibrada. 

El pan que más compran los consumidores no es el más nutritivo

En nuestro país, tradicionalmente los consumidores han comido pan elaborado con harina de trigo refinada, comúnmente conocido como pan blanco. Tan solo tenemos que ir al supermercado y mirar las estanterías de las secciones de Panadería para comprobar que los consumidores se decantan por el pan más tradicional.

El pan integral es más beneficioso y nutritivo | Cedida

 

En los últimos años, han surgido nuevas formas e ingredientes para elaborar el pan debido a la demanda de los consumidores y a los muchos estudios realizados para conocer los efectos nutritivos del pan. Así pues,  aunque el pan más consumido sea el tradicional pan blanco, los especialistas en nutrición nos recomiendan el pan integral.

Los expertos apuestan por el pan elaborado con harina integral 

Es lógico pensar que el pan más saludable es aquel que contiene más grano en su composición.  Miguel Ángel Martínez- González, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Navarra explicaba en una entrevista de 'El Español' que el pan con más beneficios nutritivos es «el que se ha hecho con harina integral y que, además, tenga la menor cantidad de sal posible».

El especialista ha destacado también que «son muchos los estudios epidemiológicos que han encontrado beneficios cuando el pan integral sustituye al pan blanco en nuestra dieta» y que, de hecho, el pan blanco se ha asociado a un mayor aumento del peso y de la grasa abdominal. Además, el consumo de pan integral «conlleva a largo plazo reducciones de enfermedades cardiovasculares, de diabetes y de obesidad».