ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

La OCU critica la nueva campaña de descuentos de Carrefour

Hay que leer la letra pequeña de la oferta que parece más un concurso
Folletos campaña descuentos Carrefour | OCU

 

La nueva campaña de Carrefour, a primera vista, parece tirar la tienda por la ventana. Sin embargo, la promoción que te promete conseguir descuentos de hasta un 80% y un mínimo del 10% en tus compras sobre un catálogo de 10.000 productos no es tan clara como parece.

El consumidor que acuda a Carrefour no encontrará un letrero en los lineales indicando el susodicho descuento, sino que la forma de participación es bastante más complicada.

 

Todo empieza con una ‘tarjeta de participación’

A su entrada al supermercado el cliente obtendrá un cartoncito que contiene un código de barras, en él se indican que se pueden conseguir ofertas que van del 80 al 10%, pero sin indicar la cantidad específica de descuento que le corresponde a ese cupón en concreto.

Se trata de la ‘tarjeta de participación’, un elemento imprescindible para poder participar en la oferta, puesto que es en el código de barras de la misma donde se encuentra inscrito el descuento que finalmente se llevará el cliente.

 

Tarjeta descuento de Carrefour | OCU

 

Productos señalizados con la operación descuento

Todos aquellos productos que forman parte de la campaña sobre productos ofertados están señalizados con el distintivo ‘Operación Descuento’, pero en el momento de la compra, el cliente no sabe cuál va a ser el descuento final del producto que está consumiendo.

No será hasta que el cliente llegue a caja cuando se entere del descuento que le ha tocado, a suerte, en el cartoncito que le han dado en la entrada, y sabrá por lo tanto si los productos que ha comprado en la promoción se llevan un descuento del 10%, del 40%, del 70% o del 80% como reza en letras gigantes la promoción.

Por lo tanto una misma compra, según el azar de la cartilla que nos toque, puede tener precios muy diferentes. El funcionamiento parece más propio de una lotería que de unos cupones de descuento.

 

 

Lema de la OCU | OCU

 

No se trata de un descuento directo

Por si la promoción no fuese lo suficientemente complicada, a esto hay que sumarle que los descuentos que se obtienen no son directos. Al realizar su compra y presentar su cartilla con el correspondiente descuento, el cliente obtiene un vale por el importe del descuento que ha obtenido para utilizar en futuras compras en el establecimiento.

Por lo tanto, al final, en esa misma compra no vas a pagar ni un euro menos. Una campaña que para la OCU, merece su hashtag #NoCuela, una iniciativa para denunciar informaciones dudosas sobre temas de consumo.