ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Cinco cervezas por semana disminuyen las posibilidades de vivir más años

El estudio de la Universidad de Cambridge advierte que sobrepasarse de copas y llegar a las 18 bebidas alcohólicas a la semana reducen hasta cuatro años de vida
El reciente estudio de la Universidad de Cambridge asocia el consumo excesivo de cerveza con una vida más corta. | Archivo
 

Si siempre hemos escuchado que beber alcohol puede tener consecuencias lamentables para la salud, el reciente estudio de la Universidad de Cambridge es mucho más contundente: el consumo recurrente de alcohol acorta la vida.

La cifra es clara: consumir cinco o más cervezas en el transcurso de una semana afecta directamente el sistema cerebrovascular y aceleran la muerte.

La investigación que ha sido publicada oficialmente por la institución universitaria, contó con la financiación de la British Heart Foundation y tuvo en cuenta distintos factores como el consumo de alcohol y de tabaco, historiales médicos, análisis de diabetes, tipos de trabajo, edades, niveles de educación y por supuesto los estilos de vida de al menos 600.000 personas, residentes en 19 países.

A partir de cinco cervezas aumenta el riesgo de una vida más corta

En las pruebas pudieron comprobar que el consumo de alcohol puede ser aceptable hasta llegar a las cinco bebidas por semana.

Pero ¿qué tanto son cinco bebidas por semana? Los analistas dijeron que estas cinco bebidas serían equivalentes a cinco cervezas al 4%, o vino al 13% de alcohol distribuido en cinco vasos de 175 ml, o simplemente 100 gramos de alcohol puro.

A partir de estas cifras se supera el límite seguro. Por ejemplo, tomarse diez cervezas por semana supone vivir uno o dos años menos, mientras que sobrepasarse con 18 llega a disminuir la esperanza de vida hasta cinco años.

El estudio de la Universidad de Cambridge se hizo con aproximadamente 600.000 personas de 19 países. | Cedida
 

Cifras que ratifican que el consumo de alcohol afecta la salud

Con estos resultados, los investigadores de la Universidad de Cambridge confirman una vez que el consumo excesivo de bebidas embriagantes alteran el normal funcionamiento del cuerpo.

Son más precisos al afirmar que pasarse de copas con frecuencia puede terminar en un accidente cerebrovascular, un caso de insuficiencia cardíaca, una aneurisma, enfermedades hipertensivas, ataques cardíacos y hasta la misma muerte.

Una de las participantes del estudio sobre cómo el alcohol acorta la vida, la doctora Angela Wood, recomendó a las personas que ya beben alcohol a reducir la cantidad «beber menos puede ayudarlo a vivir más tiempo y así disminuir los riesgos de sufrir enfermedades cardiovasculares», dijo la investigadora de la Universidad de Cambridge.