Los 3 alimentos que debes comer para suplir la falta de sol por estar confinado

Son esenciales para dotar al organismo de la vitamina D que necesita

INE
El pescado azul, los huevos y los lácteos, imprescindibles en el confinamiento | España Diario

Sumamos ya muchos días de confinamiento y todavía nos quedan unos cuantos más por delante. Por ello algunos expertos empiezan a recomendar una serie de alimentos que debemos tener en cuenta para suplir las carencias vitamínicas que la ausencia de sol puede tener en nuestro organismo.

​​​▶ INVITACIÓN: Ya os podéis unir al grupo oficial de Facebook de Corazón y Famosos donde comentamos todos los cotilleos de España. Estaréis informados, podréis cotillear y también os entretendréis. ¡PINCHA AQUÍ Y ÚNETE, TE ENCANTARÁ!

La directora del Grado en Nutrición Humana y Dietética de la Universidad CEU San Pablo, María Achón y Tuñón, recomienda que en estos días de aislamiento donde apenas recibimos la luz del sol, es imprescindible que en nuestra alimentación no falten alimentos como el pescado azul, los lácteos y los huevos.

De todos es sabido que el sol es la principal fuente de vitamina D, su sintetización en nuestra piel depende de la exposición a la radiación solar UVB y de la eficiencia de la síntesis cutánea, por lo que tomar el sol es fundamental para que el organismo absorba la vitamina D que necesita.

Enfermedades relacionadas con la falta de vitamina D

Algunas de las enfermedades más importantes como la hipertensión, problemas óseos, la diabetes, la ansiedad o la depresión están íntimamente ligadas a la falta de vitamina D. De ahí que los expertos en nutrición pongan un énfasis especial en aquellos alimentos que nos aporten esa vitamina.

El pescado azul, como por ejemplo el atún, la sardina, la caballa, el arenque o el salmón; huevos y lácteos enteros; alimentos fortificados y enriquecidos con la vitamina o suplementos dietéticos que la contengan —bajo prescripción médica— son los que debes tener en cuenta a la hora de hacer la compra en estos días de confinamiento.

«Estas fuentes son esenciales cuando la cantidad de luz solar que contiene luz UVB es limitada (en invierno) o la exposición a la luz solar que contiene luz UVB es restringida: falta de tiempo al aire libre o poca exposición de la piel, como es el caso de la cuarentena que estamos padeciendo» explica María Anchón.

Además de esta lista imprescindible, la doctora también ha puntualizado las porciones que debemos ingerir para tener una correcta dosis de vitamina D: tres o cuatro raciones de pescado a la semana, alternando blancos y azules; tres huevos semanales; y dos o tres raciones diarias de lácteos.


Comentarios

envía el comentario