INVITACIÓN OFICIAL:

¿Te encantan Mercadona, Zara, Primark o Carrefour? Este es tu grupo. Únete al Grupo OFICIAL de Facebook de compras y moda. ¡PINCHA AQUÍ!

Cómo ahorrar hasta 1000 euros con el truco de la botella de Coca-Cola

Una australiana compartió un valioso truco con el que pudo costearse su viaje a Hawai
Imagen de billetes
Chantal Llamas explicó el truco para ahorrar gracias a una botella de Coca-Cola | Pixabay

Chantal Llamas es una mujer de 35 años afincada en Sydney, donde vive junto a su pareja y su hijo pequeño. Chantal comenzó a ganar protagonismo cuando varios medios locales le preguntaron por un truco que había compartido en redes, que le permitió ahorrar casi 1.000 euros y viajar con su familia a Hawai. 

Chantal es profesora de educación financiera en diferentes escuelas secundarias y tuvo una brillante idea en una de sus clases: «Después de contarles varios consejos para guardar dinero extra, les pregunté si tenían algún truco. Fue entonces, cuando un estudiante me habló sobre el desafío de la botella de Coca-Cola», contaba Chantal a News.com 

«No creía que llenar una botella de unos 600 ml pudiera darnos casi 1.000 euros o incluso algo cercano a esa cifra», confesaba la profesora. Al llegar a casa se lo contó a su pareja y reaccionó así: «Bueno, intentémoslo. ¿Qué difícil puede ser?». 

A partir de ahí, pusieron en práctica ese truco de la botella, que consistía en ir llenando el frasco con monedas de uno o dos euros (al cambio australiano). El objetivo era obtener tantas monedas como pudieran y que ese dinero no se destinase a otros gastos. 

«Nos volvimos muy inteligentes para obtener cada vez más monedas. Mi marido cambió el café grande por uno más pequeño, por lo que siempre recibía cambio. Nos emocionábamos mucho cada vez que recibíamos o teníamos una moneda. Cuanto más la llenábamos, más nos emocionábamos y más ganas teníamos de ahorrar para llenarla», confesaba Chantal. 

Nueve meses después habían logrado ahorrar más de 800 euros. Finalmente, con todo lo ahorrado se fueron de viaje a Hawai, junto a su hijo de 2 años. «Fue sorprendente ver que habíamos ahorrado casi 1.000 euros sin darnos cuenta. Sin duda, se lo recomendaría a mucha gente. Es una cosa fácil de hacer. Incluso si eres un ahorrador terrible o apenas tienes pocos ingresos. Realmente, no te pierdes nada por guardar una moneda», aseguró la mujer australiana.



Comentarios

envía el comentario