ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

URGENTE

Muere una niña de 5 años en el comedor de un colegio de Palma de Mallorca

ÚLTIMA HORA

Al menos 8 heridos tras una explosión en el centro de Lyon (Francia)

La Policía advierte sobre los riesgos que pueden acarrear nuestras publicaciones en las redes sociales

Existen riesgos para los más pequeños y para los adultos
El riesgo que esconde el hecho de publicar información sensible en las redes sociales es advertido por la Policía | España Diario

 

Los cuerpos de fuerza y seguridad del estado advierten que no es recomendable publicar nuestras ubicaciones en las redes sociales. Se refieren a aquellas personas que publican, por ejemplo, sus rutinas de ejercicios deportivos o viajes.

Los riesgos no tienen edades

El aviso que hace la policía, de Torrent (Valencia) en este caso, es el siguiente: «Hacer deporte está de categoría, pero publicarlo en las redes sociales es una mala idea. Sin saberlo, estás facilitando información, tu ubicación, recorridos a los malos de dónde localizarte y a qué horas. Protege tu privacidad» reza el mensaje.

La oleada de delitos por robo ha aumentado en los últimos tiempos y el hecho de que publiquemos nuestras rutinas y horarios, facilita la gestión de aquella persona que pretenda invadir nuestra intimidad o que pretenda allanar nuestra vivienda en busca de objetos de valor.

De hecho, hace tiempo que se ha iniciado una campaña para poner en conocimiento a los menores de los riesgos que entrañan las redes sociales.

Alertan de una nueva estafa en la que falsos policías piden un soborno

La Policía Nacional ha hecho público un comunicado en el que alerta de una nueva modalidad de estafa que se está produciendo en Valencia mediante la cual personas que se hacen pasar por agentes reclaman el pago de cantidades que oscilan entre 40.000 y 50.000 euros para evitar que un familiar vaya a prisión tras haber cometido un atropello.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía de la Comunitat Valenciana, los estafadores se ponen en contacto con personas de edad avanzada haciéndose pasar por agentes de policía de las dependencias de la calle Hospital y le comunican que su hijo ha atropellado a una persona, y que para evitar la prisión debía pagar una cantidad que oscila entre 40.000 y 50.000 euros.