Muere un menor migrante aplastado por un camión en Ceuta

El suceso ha ocurrido en la zona de embarque al buque dedicado al transporte de residuos y vehículos pesados
Un menor migrante muere aplastado por un camión en Ceuta | Europa Press

 

Un menor, todavía sin identificar, con entre 11 y 14 años de edad ha fallecido este jueves 14 de febrero a primera hora de la tarde en la zona de embarque al buque dedicado al transporte de residuos y vehículos pesados desde Ceuta hacia la Península. La muerte del niño ha ocurrido tras ser atropellado por un camión en circunstancias desconocidas, según han informado fuentes policiales.

El niño, presumiblemente un menor extranjero no acompañado de origen marroquí, ha perdido la vida en un área de acceso restringido que decenas de migrantes frecuentan a diario intentando colarse en alguno de las bateas y vehículos que embarcan hacia el Puerto de Algeciras para cruzar irregularmente el Estrecho de Gibraltar.

Segundo fallecido en menos de un año

La Guardia Civil se ha hecho cargo de las investigaciones para aclarar el suceso, el segundo con víctimas mortales que se registra en terrenos de la Autoridad Portuaria en menos de un año. El 7 de abril del año pasado otro joven marroquí que tres días antes había cumplido los 18 años y cuya identidad respondía a las iniciales O.L. murió atropellado por una cabeza tractora en el mismo área del Muelle de Poniente.

La Autoridad Portuaria anunció entonces que instalaría 35 cámaras de seguridad más para su circuito cerrado de video vigilancia y que aceleraría el refuerzo con planchas metálicas del vallado perimetral de sus zonas de acceso restringido. Además, el Gobierno autonómico ha introducido unidades de la Policía Local a patrullar a diario la avenida comercial del Puerto y prevé invertir más de un millón de euros en 2019 en la incorporación de esa zona a su proyecto de 'Safe City'.

Prevención de la Delincuencia de Menores Extranjeros

Más allá de medidas policiales, la Universidad de Málaga (UMA) puso en marcha a principios de 2018 un Proyecto de Prevención de la Delincuencia de Menores Extranjeros Solos en las calles de Ceuta (Premedece) a través del Instituto Andaluz Interuniversitario de Criminología (IAIC) y el Observatorio Criminológico del Sistema Penal ante la Inmigración (OCSP) que permite a un grupo de psicólogas y trabajadoras sociales trabajar a diario con los niños migrantes que viven en el área portuaria.

Su objetivo es tanto «prevenir la delincuencia» como «la victimización» de esos jóvenes con «una intervención personalizada y especializada» sobre los menores que rechazan las medidas de asistencia de la Ciudad «por miedo a ser repatriados, por frustración del menor, por conflicto de intereses entre el menor y el centro de acogida, por falta de adaptación del centro a las necesidades del menor, por los atractivos de la calle, etcétera».