Imputado por 69 estafas a través de Internet por toda España

El autor ofertaba objetos y cursos de formación a través de plataformas web de compraventa, tras cobrar por ellos, bloqueaba a los perjudicados
Imputado por 69 estafas realizadas a través de Internet con víctimas de toda España | Cedida

 

La Guardia Civil de Navarra ha identificado a un hombre que cumple condena en un centro penitenciario de La Coruña como presunto autor de 69 estafas cometidas a través de Internet tras una denuncia presentada por una mujer en Olite. Casos similares se han registrado en 17 provincias de España.

Más de 17.000 euros estafados

En dicha denuncia, la mujer ponía en conocimiento que había realizado una compra de un producto a través de una conocida web de compraventas, habiendo realizado unos ingresos al supuesto vendedor por importe de 1.605 euros, y que no había llegado a recibir el producto.

Tras meses de investigaciones en esta operación, denominada 'Maracuyá', la Guardia Civil ha identificado al presunto autor en la provincia de La Coruña, donde está cumpliendo pena de prisión en el centro penitenciario de Teixeiro por otros hechos. Se le ha imputado en calidad de investigado un delito continuado de estafa, superando el dinero estafado los 17.000 euros, según ha informado la Guardia Civil en una nota.

Ha estafado en 17 provincias españolas

A medida que se avanzaba en la investigación, los agentes de la Guardia Civil fueron conociendo más casos con una forma de actuar similar y comprobaron que existían denuncias interpuestas por las personas afectadas por casi toda la geografía española. En total, la Guardia Civil ha constatado casos en 17 provincias.

Así, se registraron casos en La Coruña (Ribeira y Carballo dos denuncias de 250 y 8 euros respectivamente), Albacete (dos denuncias de 250 euros cada una en Almansa), Alicante (una denuncia de 10 euros en Alicante), Asturias (tres denuncias de 200, 250 y 300 euros en Oviedo y Carreño (2), respectivamente), Barcelona (once denuncias de 500, 200, 150, 20, 300, 300, 350, 350, 500, 100 y 500 euros en Sant Boi de Llobregat (2), Cornellá de Llobregat (2), Llica D'amunt, Hospitalet de Llobregat, El Prat de Llobregat, Sant Adria de Besos (2) y Barcelona (2), respectivamente).

La Guardia Civil ha pasado meses investigando gran cantidad de casos con el mismo 'modus operandi' | Guardia Civil

 

También se constataron casos en Guadalajara (una denuncia de 275 euros en El Casar), Huelva (una denuncia de 20 euros en Jabugo), Islas Baleares (dos denuncias de 500 y 250 euros en Palma de Mallorca e Ibiza, respectivamente), Madrid (ocho denuncias de 500, 1.000, 100, 250, 350, 150, 500 y 1.000 euros en Madrid (7) y San Martín de Valdeiglesias, respectivamente), Navarra (denuncia en Olite por importe de 1.605,60 euros), Ourense (una denuncia por 600 euros en Piñor) y Pontevedra (una denuncia de 200 euros en Meaño).

Igualmente, se registraron casos en Sevilla (cuatro denuncias de 200, 185, 250 y 200 euros en La Algaba (2), La Rinconada y Sevilla, respectivamente), Tarragona (una denuncia de 500 euros en El Vendrell), Toledo (tres denuncias de 100 euros, 500 y 100 euros, dos de ellas en Illescas), Valencia (dos denuncias de 700 y 150 euros en Benifaió y Valencia, respectivamente), y Vizcaya (tres denuncias de 300, 350 y 500 euros en Galdácano y Getxo, respectivamente).

Mismo ‘modus operandi’ en todos los casos

Los investigadores pudieron constatar, en virtud de las informaciones y documentaciones con las que contaban, que en muchos casos las víctimas no habían formulado denuncia por considerar que eran cantidades de dinero relativamente pequeñas, en unos casos, o por la creencia de que no existe la posibilidad de recuperar el importe estafado, según ha informado la Guardia Civil.

El ‘modus operandi’ era siempre el mismo. El autor ofertaba objetos y cursos de formación a través de plataformas web de compraventa. Tras ponerse en contacto con el supuesto vendedor a través de mensajes de texto o llamadas telefónicas y pactar el precio, las víctimas le hacían ingresos en una cuenta corriente en concepto de compra de los productos, los cuales debían ser enviados a los compradores.

El ofertante, después de comprobar que se había efectuado el ingreso, bloqueaba en las aplicaciones móviles de mensajería a los perjudicados y no realizaba tales envíos, consumándose así la estafa.

🔴 Los entresijos y las peleas de SÁLVAME en DIRECTO ¡Pincha aquí!

Comentarios