Detenidos dos conductores bebidos en Gran Canaria y en Ávila

Uno condujo 32 kilómetros en sentido contrario por la autopista GC-1 y el otro golpeó a un policía local que iba a retirar su coche tras chocar con un vehículo policial en la capital abulense
Los dos conductores dieron positivo en el control de alcoholemia | EspañaDiario

 

Dos conductores que circulaban bebidos han sido detenidos en Gran Canaria y Ávila. El primero tras circular en sentido contrario por la autopista GC-1 mientras que el segundo chocó contra una patrulla de la policía local y agredió a un agente.  

Un conductor ebrio recorre la GC-1 en sentido contrario durante 32 kilómetros

La Policía Nacional detuvo en la noche de este pasado domingo, 17 de febrero, a un hombre de 36 años que dio positivo en el control de alcoholemia y que recorrió durante 32 kilómetros la Autopista de Gran Canaria GC-1 en sentido contrario.

Así lo ha detallado este martes la Jefatura Superior de Policía de Canarias, quien precisó que el «kamikaze» fue en dirección sur desde el barrio teldense de Salinetas, kilómetro 13, hasta que fue detenido finalmente en el kilómetro 45 a la altura de San Fernando de Maspalomas y después de que los agentes cerraran el tráfico por seguridad.

Fue una llamada al 091 la que alertó a los funcionarios policiales de que un vehículo circulaba en sentido contrario. Una vez interceptado, la Guardia Civil le hizo el control de alcoholemia, del que dio positivo, y ha sido acusado por un presunto delito contra la seguridad del tráfico.

Un conductor bebido agrede a un policía por retirarle el vehículo

La Policía Local de Ávila ha detenido y puesto a disposición judicial a J.V.A., de 67 años, un conductor que chocó con un vehículo policial, dio positivo en alcoholemia tras inicialmente negarse a hacerse la prueba y agredió a un policía por retirarle el coche.

Los hechos se produjeron a las 10.00 de la mañana del domingo en el depósito municipal, donde se encontraba el coche, después de que cuatro horas antes su conductor se negara a hacerse la prueba de alcoholemia tras chocar contra el vehículo de la Policía, según ha informado este lunes el Ayuntamiento de Ávila.

El hombre fue luego a recuperar el automóvil y como para poder recoger el vehículo del depósito municipal hay que someterse a la prueba de alcoholemia, entonces sí se la realizó y arrojó un resultado «altamente positivo».

Por ello, los agentes no le entregaron el vehículo, y el hombre entonces comenzó a increpar a los agentes y agredió a uno de ellos, por lo que procedieron a su detención por un supuesto delito de atentado a la autoridad.

Comentarios