Crece en España el 'sugar dating', prostitución edulcorada

España es el 5º país con más usuarios del planeta
Existe una aplicación para este tipo de relaciones | España Diario

 

Lujos, estudios caros costeados u otros beneficios económicos es lo que consiguen los jóvenes que son ‘sugar baby’. Este es un concepto el cual hace referencia a aquella persona que llega a un «acuerdo» con otra persona, denominada ‘sugar daddy’ o ‘sugar mommy’, los cuales financian los gastos de los ‘sugar baby’. Se trata del fenómeno ‘sugar dating’, una relación a la cual se llega mediante un acuerdo, normalmente económico.

A simple vista, puede ser que parezca que hablamos de prostitución, pero no es exactamente del todo así, de momento al menos. Se trata de una versión novedosa de los conocidos ‘escorts’.

‘Babies’ jóvenes y atractivos y ‘daddies’ con dinero

Como decíamos, un ‘sugar baby’ es aquella persona la cual ofrece su compañía a cambio de un trato económico, que pueden ser desde un sueldo mensual a una cuenta de inversiones, pasando por la financiación de los estudios del joven o la joven o incluso, entre otros lujos.

A su vez, un ‘sugar daddy’ o mommy’ es aquella persona que financia con dinero la petición del joven o de la joven a cambio de compañía, o algo más.

‘Seeking Arrangement’ es la página web más popular entre los usuarios de este tipo de relaciones. Según la web, cuentan con 20 millones de personas registradas en un total de 139 países.

Esta web nació en 2006, de la mano de Brandon Wade. Según ha explicado en la revista ‘Vice’, Wade tuvo problemas para encontrar pareja durante su etapa como universitario. Su madre le recomendaba que no pensara en eso, que ya lo tendría más fácil cuando triunfara en el ámbito laboral.

Wade afirma que de esa afirmación de su madre salió la idea del ‘sugar dating’, el cual la defiende como una relación común más, en la que los ‘sugar daddies’ o ‘moomies’ «miman» a sus ‘sugar babies’.

España en el Top 5 de usuarios

Nuestro país se encuentra entre los cinco primeros países con más usuarios del mundo. Somos el quinto, por detrás de Estados Unidos, Canadá, Australia o el Reino Unido. En España hay 400.000 personas registradas, de las cuales 307.000 son jóvenes que buscan financiación. De los 307.000 jóvenes, el 84% son mujeres. En cambio, de los 93.000 usuarios que son personas adineradas, 80.000 son varones y 13.000 son mujeres. Las ciudades con más registros son Sevilla, Madrid, Barcelona y Valencia.

Una de las condiciones para ser ‘sugar baby’ es ser joven y atractivo. La edad media de este perfil es de 27 años, mientras que el de los ‘sugar daddies’ o ‘moomies’ es de 44 años. Los jóvenes pueden registrarse de manera gratuita, mientras que los mayores deben realizar un pago de 70 euros al mes para poder acceder.

En nuestro país la prostitución no es entendida como un delito, lo que sí que es delito es enriquecerse  de una tercera persona que la ejerza. Así, se entiende el ‘sugar dating’ como un concepto que está «jugando con el límite de promover la prostitución». Si se descubriera, a través de los débiles filtros de edad, que la persona que participa es menor de edad «se podría llegar a cerrar la página y sacar responsabilidades penales a sus responsables», ha indicado el Fiscal Delegado de Criminalidad Informática Roberto Valverde.

Testimonios

Normalmente se financian estudios universitarios, pero también joyas y objetos de lujo | España Diario

 

Dos personas han realizado entrevistas a ‘El Periódico’, en las cuales dejan patentes sus experiencias como contratante y contratado, es decir como ‘sugar daddy o moomy’ y ‘sugar baby’.

'Sugar daddy'

«Cuando quedaba con mis colegas fuera del trabajo, siempre se presentaban con chicas jóvenes y espectaculares», dice Pablo, de nombre ficticio.

Pablo mantuvo este tipo de relación con una joven de 18 años durante aproximadamente seis meses. «Pasábamos la tarde juntos, después salíamos a cenar y, si se daba, nos íbamos a un hotel, pero esto último no siempre ocurría».

‘Sugar baby’

Patricia, nombre ficiticio de una joven que es ‘sugar baby’, también ha dejado patente su experiencia. «Los hombres fingen interesarse por ti, pero solo están pensando en cómo vais a acabar. Es prostitución adornada», admite.

«De todos modos, a veces pienso que estoy vendiendo mi juventud a hombres que tienen más arrugas que otra cosa», comenta. El motivo de que se siga en este mundo, por parte de los jóvenes es simple: necesitan dinero y los trabajos «convencionales» no te dejan espacio para dedicarte a los estudios y tener tiempo para ellos.

Comentarios
Mercedes velasco
Para mi es prostitucion.