ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Alerta por la subida del caudal del Ebro tras el temporal

El río ha superado los 7 metros a su paso por Zaragoza después de las intensas lluvias. La nieve también sigue siendo noticia con carreteras cortadas en Burgos, León y Salamanca
 
Imagen del caudal muy elevado del río Ebro este sábado | @saihebrocpc

 

Las fuertes lluvias y nevadas en toda la zona del Cantábrico y Alto Ebro esta semana han provocado una subida espectacular del río Ebro. De hecho, este sábado el caudal del río superaba los 7 metros de altura a la altura de Novillas, en Zaragoza, y no empezará a bajar hasta el domingo.

Además, lo peor está por llegar porque la punta de crecida del Ebro se prevé la madrugada del domingo, según explica el alcalde de Novillas, José Ayesa. En este sentido, el edil asegura que el agua está inundando varios campos del municipio, hecho que es muy común cuando hay una crecida, aunque se han tomado medidas nuevas tras la gran crecida del río en abril de 2018.

Asimismo, el Ebro puede crecer hasta los 1.600 metros cúbicos por segundo hasta el final del domingo en Zaragoza. Un caudal muy elevado que se trasladará de forma más reducida hacia la desembocadura del río en Tortosa, donde se esperan caudales sostenidos de unos 350 metros cúbicos por segundo, según informa la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE). En el resto, los caudales irán disminuyendo.

 

Hasta 300 l/m² los últimos días

Esta subida repentina del caudal del Ebro llega tras unos días de precipitaciones muy intensas que han dejado entre 75 y 300 l/m² en la cuenca alta del Ebro. Además, la nieve cayó hasta el marte a partir de solo 700 metros sobre el nivel del mar, subiendo significativamente después. Esto provocó la fundición de la nieve de golpe, cosa que ha hecho incrementar mucho los caudales de los ríos Ebro, Nela y Jerea.

 

El río Ebro ha subido mucho el caudal estos días | Archivo

Carreteras cortadas por nieve en Burgos y Salamanca

La parte más importante del temporal ha ido remitiendo, pero aún quedan sus efectos en algunos puntos. Es el caso de Castilla y León, donde hay afectaciones en carreteras de zonas elevadas por la presencia de nieve, según informa la Dirección General de Tráfico (DGT). En Burgos, el puerto de Portillo de la Luna (BU-572) se encuentra intransitable.

Asimismo, en Salamanca no se puede circular por la DSA-191 y en León está cortada al tráfico la LE-321 a la altura de Besande. Además, es obligatorio el uso de cadenas en la LE-233 en Besande (León) y en la DSA-180 en La Hoya (Salamanca).