Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Un árbitro de Melilla denuncia una agresión en la que le mordieron, pegaron con una muleta y dieron patadas

Los agresores fueron un jugador, el padre y el hermano de este
El línier de 18 años sufrió lesiones y mordeduras por todo el cuerpo | Europa Press

 

Un miembro del trío arbitral del partido de fútbol de juveniles de Melilla entre el Milenium y el Torreblanca C.F. ha denunciado en la Jefatura Superior de Policía haber sido objeto de «una brutal agresión» por parte de un jugador y dos de sus familiares, en concreto un padre y un hermano. En la denuncia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el linier, de 18 años de edad, asegura que estas personas le mordieron, agredieron con una muleta y le dieron «patones».

El partido se suspendió pasadas las nueve de la noche del domingo en una primera ocasión por la invasión de los espectadores en el campo, reanudándose posteriormente, pero a cuatro minutos del final, debido a las duras entradas de los jugadores que hacían imposible controlar el buen desarrollo del partido, el trío arbitral decidió suspender el encuentro y marcharse a los vestuarios.

Allí, según han subrayado en la denuncia presentada en dependencias policiales, se presentaron jugadores del equipo Milenium, acompañados del padre de uno de los jugadores y un hermano de este. «Accedieron al vestuario rompiendo la puerta y los jugadores, junto con este hombre, se fueron directamente a por el linier y comenzaron a pegarle» señalan.

Recibió patadas, muletazos y hasta mordiscos por todo el cuerpo

En la denuncia policial, han aseverado que «le agredieron a golpes, patadas, mordiscos, le pegaron con una muleta, lo tiraron al suelo y continuaron pegándole mientras gritaban que lo iban a matar». Asimismo, resaltaron que el joven linier pudo salvarse «gracias a la intervención de sus compañeros y al cuerpo técnico del Torreblanca Melilla C.F.».

En el Campo de La Espiguera se personó una patrulla de Policía Local, que intervino en el incidente e identificó a los agresores, informando al perjudicado de los trámites para denunciar los hechos.

Tras abandonar la instalación deportiva con protección policial, el linier acudió a Urgencias del Hospital Comarcal, donde fue atendido por los facultativos.

En el parte médico se puede leer que padeció heridas superficiales, hematoma en la cara superior muslo derecho con características de mordedura humana, herida superficial rectilínea que afecta a casi toda la pierna derecha, herida erosiva y contusa en el hombro derecho, tumefacción en pómulo derecho e izquierdo, aumento de sensibilidad zona posterior brazo derecho, erosiones y eritema en huella en el cuello y zona lumbar derecha y tumefacción occipital.

Comentarios