Impactantes imágenes de cómo encontró la Guardia Civil a la madre de los niños asesinados de Godella, Valencia

Tras confesar la localización de sus hijos, fue ingresada en prisión
Imagen del momento en el que encuentran a María Gombau, madre de los niños asesinados | Cuatro al día

 

Las piernas que asomaban por la boca de un bidón azul, cerca de la vivienda a la que los agentes acudieron por un aviso alarmante, resultaron ser de María Gombau, madre y presunta asesina de los dos niños hallados muertos en las pedanías de Godella, Valencia.

María fue encontrada por Chico, un perro policía que seguía el rastro de la mujer, desaparecida hasta aquel momento. Según María, se encontraba allí porque se estaba escondiendo de su marido.

Como muestran las imágenes ofrecidas por ‘Cuatro al día’, programa de información del grupo Mediaset, los agentes de la Guardia Civil encontraron a la mujer tumbada dentro de un bidón de color azul. Al comprobar que se encontraba en dificultades para salir del bidón, los agentes lo ponen de pie para conseguir sacar a María.

Confiesa y es trasladada a prisión

Tras varias horas de interrogatorio, finalmente María conduce a los agentes hasta el lugar en el que se encontraban enterrados los dos menores, Amiel e Ixchel, de tres años y cuatro meses respectivamente.

A través de fuentes de la investigación, se conoce que María Gombau sufrió un brote psicótico la noche en la que ocurrieron los hechos, en la que acabó con la vida de sus dos hijos a golpes. Acabaría confesando que cometió aquella atrocidad porque «era una orden de Dios».

En el Hospital La Fe recibió asistencia médica y, posteriormente, fue trasladada a la Unidad de Psiquiatría del Hospital de Llíria. Tras ser reconocida por un forense, fue trasladada al centro penitenciario de Picassent, en el que se le ha aplicado un protocolo preventivo para personas con posibles tendencias suicidas.

Detenidos en Valencia tres menores buscados por Francia tras torturar y matar a un joven en un piso de Lyon

La Policía Nacional ha arrestado en Valencia a tres menores sobre los que Francia había dictado una orden de detención como presuntos autores de torturas a dos jóvenes en un piso de Lyon y de matar a uno de ellos, difundiendo por redes sociales el vídeo del ataque.

Según publica este martes el diario Levante-EMV se trata de tres menores de origen argelino, de 15, 16 y 17 años, que están acusados de los delitos de asesinato, detención ilegal, torturas y pertenencia a banda criminal.

Los hechos habrían sucedido el pasado 5 de marzo en un piso de Lyon, donde supuestamente golpearon y acuchillaron a dos jóvenes, uno de los cuales, de 28 años, acabó falleciendo. La víctima estaba atada de pies y manos y presentaba cerca de 60 cuchilladas, de acuerdo con la misma información.