La estudiante de 17 años fallecida en un colegio de Valencia podría haberse suicidado

El estruendo del golpe al caer al suelo retumbó por todo el edificio escolar | El colegio lo califica como «doloroso suceso»
Las asistencias no pudieron hacer nada por reanimar a la alumna | Cedida

 

C., la estudiante de 17 años que cursaba primero de bachillerato en el centro Nuestra Señora del Pilar, en el centro de Valencia, se habría suicidado según las primeras investigaciones policiales al cargo de la Policía Nacional.

Durante la mañana del miércoles, 9 de enero, durante la sesión de Educación Física, la joven le había pedido al profesor si podía ir al lavabo, puesto que se encontraba «mareada». El profesor le dio su consentimiento y, minutos más tarde, el cuerpo de C. yacía sobre el suelo del sótano. Las causas de lo sucedido se desconocen por el momento.

Algunas de las personas cercanas a la menor han coincidido en que «era una persona muy introvertida y no tenía muchos amigos». El centro educativo niega que C. sufriera algún tipo de acoso escolar o ‘bullying’ por parte de sus compañeros, aunque varios alumnos han dicho que «sí sufría acoso escolar».

El estruendo derivado del impacto, por todo el edificio

Tras el impacto de la joven contra el suelo desde la altura de un cuarto piso, se escuchó un estruendo en todo el edificio de aulas. Inmediatamente los profesores salen de las aulas para comprobar qué ha sido semejante estruendo. Al salir, comprobaron que era el cuerpo de C. lo que lo había provocado.

Los investigadores sopesan la posibilidad de que se trate de un suicidio | Cedida

 

Aun sin poder reaccionar del todo, los profesores dirigieron a todos los alumnos al exterior del centro por una puerta auxiliar, de manera que no contemplasen a su compañera. Según las primeras pesquisas de investigación, nadie pudo detener a la menor, pues no hay testigos de los hechos.

De manera inmediata se avisa a las autoridades y varias patrullas se desplazan al centro docente. También se personó una ambulancia, cuyos asistentes intentaron reanimar a la joven, sin éxito en su objetivo. Los agentes preguntaron a los profesores sobre los hechos sucedidos, pero nadie había visto nada.

Un grupo de Psicoemergencias se desplazó al colegio para ofrecer apoyo a quien lo requiriera. También desde la Consellería de Educación de la comunidad autónoma se ha ofrecido apoyo a todos aquellos que lo necesiten.

«Doloroso suceso»

Toda la comunidad educativa valenciana ha mostrado su apoyo a los familiares de C. | Google Maps

 

El centro educativo ha dado su apoyo y mostrado en las rdes sociales un comunicado en el que se lamenta «profundamente» la pérdida de C., mostrándole su apoyo a sus padres. En el escrito califican los hechos como «doloroso suceso».

 

«Sentimos muchísmo el dolor de su família y si hay algo que podamos hacer por ellos saben que pueden contar en todo momento con nuestra solidaridad, apoyo y respeto a su intimidad y la de la alumna» dice el comunicado.

 

Comentarios