Sheila, la mujer degollada en Planes (Alicante), tenía cinco hijos, uno de su pareja y asesino

La mujer tenía cinco hijos, cuatro de anteriores relaciones y uno, de meses de vida, con su actual pareja y principal sospechoso de su asesinato
Los investigadores han cambiado el rumbo de las sospechas mediante la autopsia | España Diario

 

La autopsia ha revelado que Sheila, la mujer degollada de 29 años en su casa de campo de Planes, ha sido asesinada. Así lo ha corroborado el análisis post mortem forense, que determina que Sheila tiene un fuerte golpe en la cabeza y una herida en el cuello.

Con estas pruebas, la investigación ha desestimado la posibilidad de suicidio y ha desarrollado una investigación por asesinato, lo que ha conducido a la pareja de la mujer como principal sospechoso y ha sido detenido. Además, Sheila tenía cinco hijos, uno de ellos recién nacido con su pareja y asesino.

La mujer tenía cinco hijos

Sheila, que de profesión era bailarina y actriz, se mudó con su pareja, con la que estaba desde hacía un año aproximadamente, a una casa de campo de la localidad de Planes, en Alicante.

Hacía poco que se habían mudado y no eran muy conocidos por los vecinos. La pareja tenía un hijo que acababa de nacer hacía poco, unos meses. Además, Sheila tenía otros cuatro hijos de anteriores parejas.

Donde sí era más conocida era en su anterior localidad, Callafell (Tarragona). Sus vecinos se encuentran consternados ante el trágico final de esta mujer. De hecho, los ayuntamientos de Planes—localidad alicantina en la que ha ocurrido el suceso—como el de Alcoy—localidad también alicantina en la que nacieron Sheila y su pareja ahora detenida—, han celebrado sendos minutos de silencio en su memoria.

Los hechos

Fue el propio asesino y pareja de la víctima el que alertó a las autoridades | España Diario

 

Los hechos ocurrieron cuando la pareja de Sheila, el detenido, llamó a la Guardia Civil la madrugada del pasado domingo, 10 de febrero. Jorge B.C., de 34 años, dijo a los agentes que se había despertado a las seis de la mañana al escuchar al bebé llorar y que, cuando bajó a la planta inferior, descubrió el cuerpo de su pareja, fallecida.

En un primer momento, los investigadores se centraron en la posibilidad del suicidio, e iniciaron la investigación por ese cauce. Tras la información aportada por la autopsia, en la que se determina que la víctima tiene un fuerte golpe en la cabeza y un corte en el cuello, los investigadores rectificaron el rumbo de las sospechas y las dirigieron a la pareja de Sheila, la persona que realizó la llamada de alerta.

En estos momentos, su pareja se encuentra detenido y esperando a pasar a disposición judicial del juzgado de guardia de Alcoy. 

Shiela se ha convertido en la primera mujer asesinada por violencia de género en la Comunidad Valenciana en 2019.